Alfredo Pastor se lanza: "Se debe proteger el trabajador, no el puesto de trabajo"

stop

El consenso académico sobre las necesidades de la economía española choca con la lucha partidista, que impide, todavía, la formación de un nuevo Gobierno

Alfredo Pastor es profesor del IESE / EFE

Barcelona, 11 de febrero de 2016 (01:00 CET)

¿Qué necesita España? Las negociaciones entre el socialista Pedro Sánchez y los dirigentes de Ciudadanos y de Podemos prosiguen, a la espera también de la reunión entre Mariano Rajoy y el líder del PSOE de este viernes. Aunque existen ángulos diferentes, desde el mundo económico, sí existe un cierto consenso académico sobre qué se debería hacer.

Uno de los expertos más respetados es Alfredo Pastor, ex secretario de estado de Economía, y profesor en el IESE. Pastor, aunque prudente, deja claro una máxima: "se debe proteger al trabajador, no el puesto de trabajo", en una alusión a la necesidad de transformar el mercado laboral para que adopte las características de economías como la danesa o la austriaca, basadas en el concepto de la flexiseguridad.


Reformas económicas

"A los trabajadores hay que protegerlos, hay que buscarles trabajo, formarlos, pero eso es independiente de los puestos de trabajo, que se pueden o no transformar, y en España eso todavía no se asume", aseguró Pastor este miércoles en una jornada de trabajo en la escuela de negocios IESE.

Los expertos presionan para que España ponga en marcha las reformas económicas que necesita, al margen del Gobierno que se pueda formar. Pastor lo tiene claro, y pide un consenso básico, sobre "la dirección que debe tomar el país", sin que un partido cambie lo que el otro apruebe en el mandato anterior. "No es cosa ni de un partido, ni de una legislatura ni de un Parlamento, sino saber qué se debe hacer y tomar la decisión", asegura.


Mercado laboral con bajos salarios

El problema más grave para los expertos que reunió este miércoles el IESE es el mercado laboral, con tasas de paro por encima del 20%. El sistema laboral español ha provocado un sistema dual, con salarios muy bajos en comparación con los países del entorno europeo. "España crea muchos puestos de trabajo, el problema es que sean de alto valor añadido, que se puedan crear puestos de trabajo con salarios más altos", afirma Pastor, siguiendo la tesis del economista Miquel Puig, reflejada en su libro Un bon país no és un país low cost.

Otra de las profesoras del IESE, Núria Mas, considera que lo más importante es que "cambie la cultura económica en España, que se interiorice que la finalidad es conseguir una sociedad mejor, y que para ello se pueden utilizar diferentes instrumentos", siguiendo la línea apuntada por Pastor.

Mas, especialista también en gestión sanitaria, recuerda que "el sistema sanitario está pensado para curar dolencias agudas, pero la sociedad se ha transformado y la prioridad ahora son las dolencias crónicas, por lo que no se puede basar todo en el número de camas de las que se dispone".


Subir o no el salario mínimo

Para abordar esos cambios, el IESE invita a los agentes sociales a que lleguen a acuerdos duraderos, que suscriban los responsables políticos. Uno de los debates que se planteó en la campaña electoral de las generales es el de la subida del salario mínimo. Pastor lo defiende, pero en función de cada sector, de las experiencias de otros países, y mirando siempre de no perjudicar el empleo. De esos salarios, además, depende todo el sistema del estado de bienestar. Otro de los expertos del IESE, Pedro Videla, incide en las pensiones.

"El problema es cómo se puede mantener un sistema que es caro si no se modifican las condiciones de todos", señala, en relación al modelo impositivo. Y es que con salarios mileuristas, el estado de bienestar peligra, porque esos trabajadores no pueden asegurar el pago de las pensiones de los que se jubilan.

El consenso académico, aunque con matices, existe. Pero todavía no hay un gobierno que recoja esas indicaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad