Almunia acepta que Visa rebaje las comisiones por tarjeta un 30%

stop

El acuerdo logrado frenará una importante multa que Bruselas iba a imponer a la empresa de medios de pago

Joaquín Almunia

08 de diciembre de 2010 (14:06 CET)

La Comisión Europea ha dado por bueno este miércoles el compromiso de Visa de reducir un 30% la comisión por las compras transfronterizas con tarjetas de débito en la UE y ha anunciado que no seguirá con el expediente sancionador contra la compañía por este caso, que podría haber acabado en la imposición de una importante multa. Con esta rebaja, la comisión se quedará en el 0,20% del precio del producto o servicio adquirido.

Sin embargo, el Ejecutivo comunitario anunció que sigue adelante con la investigación sobre las tasas que cobra la compañía por las compras transfronterizas con tarjetas de crédito.

"Una rebaja de las comisiones traerá beneficios reales a los comercios y a los consumidores, mientras que unas reglas más transparentes mejorarán también la competencia en el mercado de tarjetas", ha dicho el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia.

Rebaja media del 60%

Esta rebaja en las comisiones por el uso de la tarjeta de débito, que se cobran a los comerciantes y estos repercuten a sus clientes, se aplicará también a los pagos domésticos en aquellos países donde estas tasas las fija directamente Visa Europa. Se trata de Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Malta, Suecia, Luxemburgo y Países Bajos. En estos Estados miembros, la reducción media de las comisiones domésticas será del 60%.

En el resto de países donde se usan las tarjetas de débito de Visa, como España, las comisiones para las compras domésticas las fijan los bancos nacionales, por lo que corresponde a las autoridades nacionales de competencia investigar posibles abusos de posición dominante.

Validez de cuatro años

Estos compromisos serán jurídicamente vinculantes para Visa Europa durante cuatro años. Si la empresa los incumple, Bruselas podrá imponerle una multa de hasta el 10% de su volumen de negocios sin tener que demostrar que se han vulnerado las reglas de competencia de la UE.

El Ejecutivo comunitario había hecho saber a Visa en 2008 que las tasas multilaterales de intercambio que aplicaba eran desproporcionadas y constituían una infracción a las reglas de competencia de la UE porque inflan el coste de aceptación de las tarjetas por parte de los comercios y no están justificadas por un progreso técnico o económico ni por un beneficio para los consumidores.

La reducción al 0,20% de la comisión por pagos con tarjeta de débito sigue el precedente marcado por MasterCard en abril de 2009, que también rebajó las tasas multilaterales de intercambio para evitar multas de Bruselas. El montante se ha calculado comparando los costes que supone para los comerciantes que el pago se haga con una tarjeta de débito de Visa Europa o en efectivo, de manera que a éstos les resulte indiferente cualquier medio de pago.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad