Antifraude investiga al presidente de La Caixa, Isidro Fainé

stop

INSTITUCIONES FINANCIERAS

Xavier Salvador

- El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, tras realizar el tradicional toque de campaña en la Bolsa de Madrid que marca el inicio de cotización en la Bolsa española de CaixaBank
- El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, tras realizar el tradicional toque de campaña en la Bolsa de Madrid que marca el inicio de cotización en la Bolsa española de CaixaBank

05 de junio de 2012 (00:31 CET)

La Oficina Antifraude de Catalunya (OAC) ha abierto una investigación sobre el presidente de La Caixa, Isidro Fainé Casas, tras recibir una denuncia en la que se detalla que el banquero habría percibido más de 20 millones de euros de la entidad que dirige al pasar de la dirección general a la presidencia, en junio de 2007. La institución encargada de luchar contra la corrupción y las conductas irregulares en el sector público catalán ha iniciado diversas diligencias para comprobar si existieron irregularidades en la percepción de esas cantidades.

El director de la OAC, Daniel de Alfonso, ha decidido cursar la denuncia al apreciar presuntas malas prácticas y ha abierto un procedimiento ordinario a partir del cual se verificará la verosimilitud de los hechos denunciados, según ha podido saber Economía Digital.

La primera consecuencia de la tramitación del expediente es la emisión de dos requerimientos para ampliar la información contenida en la denuncia original. Por un lado, la OAC ha solicitado a la delegación barcelonesa de la Agencia Tributaria que entregue las declaraciones del impuesto sobre la renta de Fainé correspondientes a los años 2007, 2008, 2009 y 2010.

Petición de documentos

El secretario del consejo de administración de La Caixa, Alejandro García-Bragado, ha sido el destinatario de otro requerimiento de la OAC para que facilite las actas del cese de Fainé como director general, la de su nombramiento como presidente, un informe de las retribuciones percibidas entre los años 2007 y 2010, así como los informes jurídicos que avalaron la salida de la dirección, su posterior designación como presidente del consejo y la justificación legal de las cuantías recibidas en aquel acto, que según fuentes conocedoras oscilan entre 20 y 25 millones. Los dos requerimientos fueron emitidos el viernes pasado.

El inicio de la investigación y de las diligencias posteriores resulta posible tras la fusión de Caixabank, la filial bancaria de La Caixa, y de Banca Cívica. Este último banco ha percibido 977 millones de euros de fondos públicos procedentes del Fondo de Reordenación Ordenada Bancaria (Frob). Los juristas de la OAC también han basado su decisión en que varios ayuntamientos forman parte de los órganos de gobierno de la entidad barcelonesa. Antifraude es una institución independiente adscrita al Parlament de Catalunya que tiene atribuido por ley el control del sector público mediante la prevención y la investigación de los casos de corrupción.

Fiscalía General del Estado


La investigación sobre el presidente de la mayor entidad bancaria catalana se produce, asimismo, en el marco de las instrucciones dadas por la Fiscalía General del Estado para que se investiguen las conductas presuntamente irregulares y las malas prácticas de gestión financiera cometidas en la alta dirección de bancos y cajas de ahorros en España.

Tras los requerimientos ordenados por De Alfonso y la toma de declaraciones que se prevén en próximos días, la Oficina Antifraude podrá determinar qué camino siguen las diligencias iniciadas. Puede archivar el caso, investigarlo más ampliamente o, si aprecia claros indicios de tipificación delictiva, trasladarlo al órgano jurisdiccional competente (en este caso, la Fiscalía General del Estado). La resolución del expediente tendrá una duración máxima de 30 días hábiles.

Planes de pensiones


Las pesquisas iniciadas pretenden esclarecer si el actual responsable del consejo de administración de La Caixa percibió la suma denunciada en virtud de planes de pensiones u otros conceptos y si esos emolumentos constituían una supuesta administración desleal de los fondos de la institución financiera.

Isidro Fainé Casas se incorporó a La Caixa como subdirector general procedente de la dirección general de Bankunión en diciembre de 1981. Desde entonces ocupó diferentes cargos en el organigrama directivo hasta que, en 2007, en coincidencia con la edad legal de jubilación como director general, pasó a desempeñar la máxima responsabilidad al frente del consejo.

Nacido en Manresa en 1942, Fainé es también el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad