Arcadi Calzada: “No me comparen con Millet, estamos a años luz”

stop

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Arcadi Calzada, este lunes en el Parlament./EP

28 de octubre de 2013 (12:31 CET)

El ex presidente de Caixa Girona, Arcadi Calzada, ha defendido en el Parlament que su gestión en la entidad, que acabó absorbida por La Caixa, “fue correcta y eficaz”, y que no fue, precisamente, la que en peores condiciones estaba, cuando se planteó la fusión de cajas catalanas en el momento en el que se agudizó la crisis económica.

Calzada, como otros directivos de entidades financieras que han pasado por la cámara catalana, en la comisión de investigación, ha señalado que el Banco de España era el responsable, y que debía haber tomado medidas de alerta para evitar lo sucedido. Según Calzada, “a nosotros se nos instaba a crecer más”.

Caixa Girona protagonizó una peculiar actuación, al negarse a formar parte de Unnim en el último minuto, y cuando ya se había aprobado. Calzada ha rechazado que se tratara de un plan premeditado, que llevó a la entidad a quedarse en manos de La Caixa. “La dirección de Caixa Girona buscó una solución a la crisis y se consideró que era la mejor solución posible”, ha asegurado.

Facturas de obras de arte

Pero Calzada, él personalmente, fue el centro de una batalla política y judicial, tras ser investigado por presuntas irregularidades durante su mandato por la compraventa y exposición de obras de arte, que facturaba a la entidad, y que eran propiedad de una empresa propia y de otros familiares. Las causas fueron, finalmente, archivadas, pero deterioraron de forma grave la imagen de Calzada, que está presente en el debate público, participando en tertulias en diferentes medios de comunicación.

El directivo ha reconocido que vendió regalos de Navidad, pinturas de su galería de arte, durante tres años, pero ha asegurado que era una práctica que se hacía en el pasado, y que, en todo caso, “del fondo patrimonial de la caja no vendía ninguna obra”.

Las investigaciones acabaron con la conclusión, según Calzada, de que “fueron hechos irrelevantes”. Por ello, y pese a admitir una “buena relación” con Fèlix Millet, el resposanble del desfalco del Palau de la Música, ha rechazado de forma enérgica que se le trate de comparar con él.

165.000 euros de sueldo

La relación ha llegado tras un comentario del diputado del PP, José Antonio Coto, muy activo en todas las sesiones de la comisión de investigación en el Parlament sobre las cajas de ahorro, y tras una referencia del diputado de ICV-EUiA, Joan Mena, quien se ha referido a las “complicidades entre los ladrones de la banca y los del Palau”.

“No me compare con el señor Millet, estamos a años luz”, ha asegurado Calzada, quien como presidente no ejecutivo de Caixa Girona cobraba un sueldo de 165.000 euros anuales, una cantidad que para este galerista de arte era “adecuada”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad