Arranca la huelga de los trabajadores de Spanair en Palma contra el traslado

stop

No se prevé que afecte a ningún vuelo

Sin título

07 de agosto de 2009 (08:43 CET)

No ha habido acuerdo. Los trabajadores de los Servicios Generales de Spanair de Palma han iniciado en la madrugada de este viernes una huelga indefinida durante todos los lunes y viernes, con el fin de expresar su más absoluto rechazo a la postura inflexible de la empresa, que se niega a negociar los traslados a Barcelona. El comité de empresa cifra en 480 el número de trabajadores afectados por los traslados, mientras que la aerolínea contabiliza 382.

Los trabajadores han criticado la “falta de voluntad negociadora” de la empresa, ya que según ha explicado Eva Marín, presidenta del comité de empresa de Spanair, la aerolínea envió a la reunión entre las dos partes en el Tribunal de Arbitraje y Mediación de Baleares (TAMIB) un único abogado “que sólo tenía legitimidad para firmar un acta de desacuerdo”.

Spanair ha anunciado que no tiene previsto cancelar ninguno de sus vuelos por la huelga indefinida durante las jornadas que duren las movilizaciones en los Servicios Generales de Palma, teniendo en cuenta los servicios mínimos establecidos por el Ministerio de Fomento.

Fomento ha establecido así unos servicios mínimos que afectarán al 47% de la plantilla de los Servicios Generales de Palma y que recaen fundamentalmente en el departamento de Operaciones de Vuelo con el fin de evitar retrasos o posibles cancelaciones.

Este viernes tendrá lugar igualmente una "sentada pacífica" a partir de las 8 de la mañana frente a la sede de Spanair y a partir de las 18,30 horas UGT y CCOO han convocado una manifestación que finalizará en la Terminal de Salidas del aeródromo palmesano.

Los trabajadores amenazan con prolongar la huelga
El desacuerdo entre ambas partes ha provocado que, pese a que en un principio la huelga sólo se había convocado para los lunes y viernes durante las 24 horas del día, el comité de empresa ya amenaza con ampliarla a todos los días de agosto si la Dirección General de Trabajo del Ministerio no acepta la petición de los trabajadores para aplazar durante seis meses el traslado a Barcelona, que comenzará a partir del 15 de septiembre, con el fin de que las negociaciones se reconduzcan hacia un ERE.

La Dirección General se pronunciará previsiblemente la próxima semana sobre esta solicitud, que ha sido avalada por la Conselleria de Trabajo del Govern, y será entonces cuando los trabajadores determinen si amplían la huelga indefinida a todos los días de agosto las 24 horas y no sólo los lunes y viernes a partir de este viernes.

El comité de empresa ha recalcado que la huelga se prolongará durante todos los meses que sean necesarios, hasta que la dirección de Spanair esté dispuesta a negociar unas condiciones económicas "dignas" para los trabajadores que se trasladen a Barcelona, así como unas indemnizaciones para los que decidan rescindir sus contratos que se sitúen en los 45 días por año trabajado y no los 20 que plantea la aerolínea durante 12 mensualidades.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad