Aumenta el desánimo, cae la población activa

stop

Sin título

24 de julio de 2009 (12:05 CET)

Los datos que refleja la Encuesta de Población Activa correspondientes al segundo trimestre dan pié a algunas conclusiones remarcables. La principal de ellas es que en el colectivo de personas en edad de trabajar la crisis está acusando desánimo hasta el extremo de que está disminuyendo el número de personas que buscan trabajo, según explica Francesc Castellana, que fue responsable del Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC) .

“En primer lugar se debe indicar que los datos del segundo trimestre del año, tanto en España como en Cataluña acostumbran a ser los mejores en términos de empleo. Históricamente en este punto se toca techo”, afirma Castellana. Entrando en el análisis concreto, “vemos que en el segundo trimestre, a nivel de toda España, el número de ocupados ha descendido en 145.000 respecto al trimestre anterior”. Además, añade “si se compara con los ocupados que había hace un año, la disminución ha sido de 1.480.000 personas”. Vemos, pues, indica “que se ha producido una destrucción de empleo, pero a un ritmo menor”. En este sentido, el experto asegura que “se nota que la caída de trimestres anteriores frena en su intensidad”.

Por otra parte, se observa que el número de personas que afirman estar paradas en el conjunto de España ha crecido en el segundo trimestre del año en 126.000 respecto al trimestre anterior.

En el caso de Cataluña los datos son, afirma Castellana, aún más destacables: “el número de personas ocupadas baja en 40.000 respecto al primer trimestre”, asegura, mientras que la destrucción de ocupación en relación al año anterior se sitúa en 360.000 personas. Aquí, se da también una destrucción de empleo y se nota también que el ritmo de dicha destrucción desciende. Pero lo que llama más la atención, en opinión del experto consultado es que en el trimestre anterior el número de personas en paro bajó en Cataluña en unas 20.000 respecto al primer trimestre, aunque si se comparan los parados con los que había un año antes, su incremento ha sido de 309.0000.

“Se ha de tener en cuenta que en la EPA no se contabilizan los parados en tanto que estén inscritos en las oficinas de empleo, sino que se pregunta a las personas cual es su situación laboral, y ellas responden si están empleadas o en paro”. En este sentido, la conclusión que aventura Francesc Castellana no es que haya aumentado el empleo ni en Catalunya ni en el conjunto de España, si no que lo que ha pasado es que disminuye el número de personas que han dejado de buscar trabajo y por lo tanto o se consideran parados.

En Catalunya, el número de personas que han dejado de considerarse activas bajó en 61.000 respecto al trimestre anterior y en 51.000 respecto al conjunto del año, lo que indica, en opinión del experto consultado, que el desánimo cunde entre las personas que no tienen trabajo. Por lo que respecta al conjunto de España, la disminución de los activos en un año ha sido de unos 19.000 . “Otra posibilidad sería que una parte de estas personas sin trabajo fuesen inmigrantes y hubiesen decidido retornar a sus países de origen”, apunta Castellana, como hipótesis.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad