Bancos ingleses: las malas noticias de dos en dos

Sin título

20 de marzo de 2009 (13:23 CET)

Las malas noticias sobre el mercado financiero llegan ya de dos en dos desde el Reino Unido. Los protagonistas son en esta ocasión el ya nacionalizado Northern Rock, que sigue sin aprender la lección, y Barclays, sobre el que pesa una grave acusación del Partido Liberal.

Por una parte, el banco Northern Rock continuó otorgando hipotecas y préstamos de alto riesgo durante varios meses después de que las autoridades lo rescataran. En total, entre septiembre de 2007 y febrero de 2008, cuando fue nacionalizado el Northern Rock, se concedieron más de 1.800 millones de libras esterlinas (unos 1.914 millones de euros) en hipotecas "Together”, que incluían un préstamo con garantía real sobre el 95% de la vivienda, junto con un préstamo no garantizado, que podía ser utilizado para cualquier propósito, de hasta el 30% del valor de la propiedad.

Northern Rock fue la primera víctima bancaria de la crisis en el país, cuando en septiembre de 2007 el Banco de Inglaterra le concedió un préstamo de emergencia tras presentar serios problemas para financiar a corto plazo la deuda de los mercados al por mayor. Esta situación provocó una huida masiva de los inversores del banco, que retiraron sus ahorros. Pero pocas cosas parecieron aprenderse.

Por otra parte, Barclays Bank, que negocia actualmente con el Gobierno un plan de garantías públicas frente a posibles pérdidas, ha sido acusado de evadir impuestos a través de las islas Caimán y Luxemburgo.
El Partido Liberal Demócrata, en la oposición, ha recibido memorandos que documentan algunos de los complejos mecanismos utilizados supuestamente por el banco para pagar los menos impuestos posibles al fisco británico, según informa hoy el diario The Guardian.

Según quienes han delatado anónimamente al banco, Barclays puede haberse beneficiado de hasta 1.000 millones de libras (1.100 millones de euros) al año gracias a las complejas estratagemas utilizadas para burlar al fisco.

Barclays niega, sin embargo, las acusaciones y esta semana logró que un juez obligara al periódico a retirar de su portal de internet una serie de documentos internos que contenían información confidencial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad