Bankia subirá las comisiones a sus clientes más desfavorecidos

stop

24 EUROS AL AÑO

14 de agosto de 2011 (13:11 CET)

A partir de ahora ser de Bankia es para ciertos clientes menos ventajoso. Eso sí, todo depende del perfil de cada uno. Así, los bankeros --como la campaña publicitaria demonina a los clientes de la entidad-- más desfavorecidos serán los mayores de 26 años, desempleados sin prestación y con ahorros inferiores a los 2.000 euros, que verán reducido el saldo de sus libretas en 24 euros anuales, seis euros cada trimestre, por el mantenimiento de las libretas, según han confirmado a Economía Digital fuentes cercanas a la entidad.

En cambio, el banco de Rato indulta del pago de estas nuevas tarifas a los clientes que no se cuenten en ese grupo. Bankia lanzará una nueva campaña, “comisiones cero”, para aquellos titulares que tengan domiciliada la nómina, pensión, el cobro de desempleo o sean menores de 26 años, a quienes el banco les agradece su fidelidad librándoles de cualquier coste.

Asimismo, no se pagarán comisiones por el mantenimiento de la cuenta, la emisión y renovación de la tarjeta de débito, ingresos de cheques y transferencias. También difrutarán de esta campaña los accionistas de la entidad que cuenten con un mínimo de 1.000 acciones.

Comparativa de precios

Sin embargo, todos los clientes que no cumplan con estos requisitos pagarán más por los servicios más comunes de Bankia. La entidad considera que las nuevas comisiones que se han fijado “no son excesivas y que el ratio en otras entidades es superior”. En este sentido, el banco asegura que “está dentro de las grandes entidades, en la banda baja” por lo que prevé que los clientes sigan siendo fieles a Bankia y no se produzcan grandes migraciones hacia otras entidades.

Rato ha fijado estas comisiones con el objetivo “de homologar la política comercial de las siete cajas” que conforman la entidad: Caja Madrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja.

Las comisiones en otros bancos

Del mismo modo que Bankia, otros grandes bancos españoles han implantado unas tarifas por el mantenimiento y la administración de las cuentas de manera que pudiéndose hasta duplicar el coste según la entidad que se elija.

Por ejemplo, el titular de una cuenta del Santander está sujeto en condiciones generales a una tarifa de mantenimiento máxima de 60 euros al año, cifra superior a la que ha puesto en marcha Bankia aunque todo ello, al igual que para los ‘bankeros’, con términos de exclusión en el caso de determinados clientes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad