Bankia y las cifras: vuelve la normalidad

stop

RESULTADOS

Sevilla, número dos de Goirigolzarri | EFE

24 de abril de 2013 (20:58 CET)

El resultado de Bankia arroja ganancias por valor de 213 millones en los tres primeros meses del año.

La morosidad, aunque alta (13%), permanece estable; y el margen de intereses soporta las tensiones de un mercado que presiona a la baja con tipos cada vez más reducidos. La solvencia ronda el 10% y la cuota de mercado en depósitos y créditos está bajo control (10%).

“Tenemos la cabeza metida en el manillar pedaleando para ganarnos un sitio en un mercado altamente competitivo, pero las cuentas de Bankia han vuelto a la normalidad”. Lo asegura la mano derecha de Ignacio Goirigolzarri, José Sevilla, en la presentación de los resultados a la prensa.

Mejora el negocio


El negocio, en resumen, ha mejorado. “Tuvimos reducciones de depósitos, debido a un proceso de recapitalización prolongado. Todo esto ha afectado a nuestra actividad. La situación de las participaciones preferentes es otro elemento de ruido, pero hemos empezado a ver una tendencia mejor desde finales del año pasado”, señala Sevilla.

Bankia se ha fijado como objetivo recuperar parte del pasivo perdido en el segundo y tercer trimestre. “Confiamos que esto se vaya produciendo en los próximos meses”. En este contexto, el grupo financiero mantiene el objetivo de ganar 800 millones hasta diciembre. “Este trimestre ha marcado el ritmo para alcanzar la meta”.

Coste del arbitraje


El beneficio previsto está libre de la factura que genere el arbitraje de las preferentes y de los bonos de deuda subordinada, ahora en marcha. “El banco logrará una plusvalía de 1.800 millones debido a la conversión por debajo del valor nominal de la acción”.

Con ese importe, Bankia planea devolver buena parte de las preferentes suscritas por los pequeños ahorradores. “Nuestra idea es autofinanciarlo, pero no controlamos todas la palancas”, admite el directivo. Aunque reduce a muy pocas las posibilidades de que el Estado deba inyectar más dinero. “Bajo ninguna hipótesis creemos que el coste supere esa cifra”.

Devolución de las ayudas


El proceso para la devolución de las ayudas se mantiene sin cambios. Los dividendos que surjan de los beneficios se pagarán a partir de 2015. El fondo de rescate Frob, propietario al 100% de la matriz del grupo (BFA), cobrará esos importes. La inyección pública ascendió a 22.000 millones. Hasta entonces, parte de los beneficios se destinarán a prevenir futuras situaciones de insolvencia, como la que desencadenó la nacionalización en mayo.

A este ritmo, Bankia saneará 1.000 millones al año. En duda siguen 19.000 millones, 6.000 millones de ellos corresponden a préstamos hipotecarios con problemas. El grado de cobertura es del 63%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad