Bankinter usa al Santander y a Nestlé para captar inversores

stop

La entidad lanza un nuevo depósito referenciado con un cupón del 3%

23 de noviembre de 2014 (17:40 CET)

Los bancos continúan apostando por los depósitos referenciados. El último en hacerlo ha sido Bankinter con el estreno del Depósito Garantizado Digital 16, un producto de ahorro ligado a las acciones del Banco Santander y de Nestlé que persigue una “rentabilidad objetivo” del 3 % nominal. Eso sí, como todos los estructurados, presenta ciertos riesgos de liquidez y de rentabilidad, informa HelpMyCash.com.

El nuevo depósito tiene un plazo de 18 meses y puede contratarse desde 1.000 euros. Cuenta con la ventaja de que el capital invertido está garantizado por la entidad al vencimiento. No ocurre lo mismo con la rentabilidad, que variará en función de los activos subyacentes a los que está referenciado.

En este sentido, pueden darse dos escenarios: por un lado, si al vencimiento del depósito el precio de referencia final de ambos títulos es igual o superior al inicial, Bankinter abonará al cliente un cupón del 3 % nominal sobre el capital invertido, equivalente a un 1,985% TAE; por el otro, si el precio final de una o de las dos acciones es inferior a su precio inicial, la entidad pagará un cupón del 0,70% (0,465% TAE).

En cualquier caso, la rentabilidad final nunca será del 0%, aunque la diferencia entre el interés máximo y el mínimo es de más de 1,5 puntos porcentuales. Para fijar el precio de referencia inicial de las acciones se tomará su precio oficial de cierre a fecha de 5 de diciembre de 2014. El precio de referencia final se fijará en una segunda fecha de observación, el día 2 de junio de 2016.

La rentabilidad y la liquidez: los principales riesgos

Como ocurre en la mayoría de los depósitos referenciados, la rentabilidad variable y la liquidez reducida son los principales riesgos que presenta el Depósito Garantizado Digital 16 de Bankinter y el cliente deberá valorarlos para saber cuánto riesgo está dispuesto a asumir a cambio de una rentabilidad máxima que no llega al 2% TAE.

Al depender la rentabilidad de la evolución de dos activos subyacentes y, no sólo de eso, sino de su situación en dos fechas concretas, una al inicio y otra al final, la remuneración final no está garantizada e igual que puede ser de casi el 2% TAE, puede acabar siendo también de menos del 0,50% TAE por haber tenido paralizado el dinero durante 18 meses.

Por otra parte, la liquidez del depósito es escasa, ya que el dinero sólo puede rescatarse los días 3 de cada mes y, además, si se cancela el depósito antes del vencimiento, éste se venderá al precio de mercado, que podría llegar a ser inferior al precio de suscripción, por lo que se podría perder dinero.

Además, habría que preguntarse si no es más rentable invertir directamente en las acciones de ambas empresas y cobrar los dividendos que abonen.

Afortunadamente, el pequeño ahorrador continúa teniendo algunas opciones rentables entre los depósitos a plazo fijo tradicionales, con rentabilidades incluso mayores que las que ofrece este producto, como podrían ser el Depósito Bienvenida de ING Direct al 2% TAE o el Depósito al 2,20% TAE de BFS.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad