Barcelona aumentará su deuda un 22,7% en 2010

stop

10 de diciembre de 2009 (18:14 CET)

“Si Barcelona se endeuda es porque puede hacerlo”, aseguran desde el ayuntamiento. Y sus responsables han decidido correr el riesgo para hacer frente a una crisis económica que, de momento, parece que perdurará unos meses.

El consistorio congelará los impuestos al mismo tiempo que mantendrá las inversiones, ya sea en ayuda social, a la creación de empleo o a la mejora de los espacios públicos y, con ello, su deuda alcanzará en 2010 los 945 millones de euros, 175 más, un 22,7% más, que los previstos para este año.

No obstante, la deuda per cápita de la capital catalana continuará siendo una de las más bajas de España, teniendo en cuenta que, ya a finales de 2008, cada madrileño debía, por obra y gracia de su ayuntamiento, 2.080 euros, mientras que un barcelonés, sólo 440.

Es de esperar que una parte de las inversiones del consistorio barcelonés se destinen a mejorar algunos servicios que se han ganado algunas críticas de los ciudadanos, como el, para algunos, insuficiente servicio de limpieza. En el último sondeo municipal, publicado en octubre, la falta de limpieza preocupaba a un 8,2% de los ciudadanos y era ya el tercer mayor problema de la ciudad, sólo por detrás de la inseguridad y el paro.

Precisamente, el 2010 será el primer año completo de vida de la nueva contrata de la limpieza, que se estrenó a primeros de noviembre. El nuevo servicio costará unos 285 millones de euros al año a los contribuyentes hasta el año 2017 y pretende mejorar la limpieza de las calles barcelonesas en un 15%.

Por lo demás, el presupuesto del ayuntamiento prevé un incremento del 11,6% en el área de Promoción Económica, que se centrará básicamente en el despliegue del Pacto Local para el empleo de calidad, y del 13,1% en Acción Social, con un nuevo modelo de Servicios Sociales Básicos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad