De Parias, futura presidenta de CatalunyaCaixa

BBVA congelará el sueldo a los empleados de CatalunyaCaixa que no despida

stop

REUNIÓN CON LOS SINDICATOS

en Madrid, 26 de junio de 2015 (10:44 CET)

BBVA, nuevo dueño de CatalunyaCaixa, prepara otro golpe laboral para la plantilla de la franquicia. Los empleados que se mantengan en sus puestos, una vez ejecutado el despido colectivo de 2.000 profesionales, cambiarán de convenio: de las cajas pasarán al de banca estatal. Las condiciones retributivas son peores.

La solución que ha buscado el departamento de recursos humanos del banco es compensar la diferencia salarial con la inclusión de varios extra en las nóminas. Ahora bien, los pluses caerán a medida que los importes base crezcan y se recorten las diferencias entre los cuadros salariales de ambos convenios. Los sindicatos UGT y CCOO denuncian que el escenario es de congelación salarial "permanente".

La medida afectará al 55% de la actual plantilla. El resto (45%) deberá abandonar CatalunyaCaixa a través del expediente de regulación de empleo que se ejecutará los próximos meses. La lista de afectados y voluntarios deberá incluir 2.000 nombres, que para 2017 ya no trabajarán en la entidad.

Sangría de despidos

El grueso de las bajas se concentrará en 2016, confirman los sindicatos. También aseguran que 200 profesionales recibirán el finiquito antes del 31 de diciembre de este año. BBVA avanzó este jueves a los representantes que habrá 520 prejubilaciones (mayores de 55 años), 150 traslados fuera de Cataluña, 125 excedencias remuneradas y 75 bajas incentivadas.

El escenario implica, de este modo, el despido de 1.130 personas. La red de 728 oficinas se reducirá a la mitad. BBVA prevé gastar 450 millones en la reestructuración de la caja. El FROB reconoció en sus cuentas anuales que el banco de Francisco Gonzáles sólo ingresó 359 millones de los 1.187 millones en los que se tasó la venta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad