Bernanke: la recesión “probablemente” termine a finales de año

stop

Afirma que ha pasado el peligro de una depresión

Sin título

16 de marzo de 2009 (11:04 CET)

El presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke, dijo que ha pasado el peligro de una depresión en Estados Unidos y que la recesión "probablemente" termine a finales de este año.

En una entrevista en 60 Minutos, un magacín de actualidad de la cadena CBS, Bernanke señaló que la clave de la recuperación "es el sistema bancario". "Veremos el fin de la recesión probablemente este año", predijo Bernanke, aunque la condición indispensable para una recuperación "sostenida" es que el sistema financiero vuelva a funcionar regularmente.

"La recuperación comenzará el próximo año y ganará fuerza con el tiempo", predijo el jefe de la "Fed", quien afirmó que EEUU "ha evitado el riesgo" de caer en una depresión.

Según CBS, se trata de la primera entrevista que da un presidente del Banco Central estadounidense en dos décadas. Bernanke dijo que la otorgó porque "éste es un momento extraordinario y ésta es una forma de que yo me dirija al pueblo estadounidense directamente".

Aseveró igualmente que ningún banco grande estadounidense es insolvente y prometió que si las cosas empeoran, el Gobierno no los dejará quebrar, sino que intervendrá para evitar los efectos de una bancarrota en el sistema financiero.

El jefe de la Reserva Federal hizo precisamente eso con la compra de casi el 80 por ciento de la aseguradora AIG en septiembre del año pasado. No fue una medida que tomó de buena gana, según reveló en la entrevista, en la que señaló que esa acción es "la que más me enfada de todas". AIG "hizo todo tipo de apuestas desmesuradas", dijo Bernanke, quien reconoció que es "injusto" que los contribuyentes tengan que aportar dinero para rescatarla ahora. No obstante, señaló que "no había otra opción", porque la quiebra de la aseguradora habría arrastrado a todo el sistema bancario.

El Gobierno ha inyectado más de 170.000 millones de dólares (131.732 millones de euros) en AIG desde septiembre, más que en ninguna otra empresa financiera. Pese a la intervención pública, la aseguradora tenía previsto pagar hoy 165 millones de dólares (128 millones de euros) en bonos a los ejecutivos que hicieron las apuestas arriesgadas, como parte de una cláusula en sus contratos negociada el año pasado.

Esa revelación ha causado protestas tanto en la Casa Blanca como en el Congreso, y podría dificultar el esfuerzo del Gobierno por convencer al país de que es necesario seguir apoyando al sector bancario, reconoció hoy Austan Goolsbee, un asesor presidencial.

Bernanke dijo que el mayor riesgo para la recuperación económica es "carecer de la voluntad política" para mantener la intervención en el sistema financiero. En la entrevista, Bernanke justificó la decisión de no salvar al banco de inversión Lehman Brothers, cuya quiebra en septiembre sacudió al sistema financiero internacional.

El jefe de la "Fed" dijo que esa entidad carecía de suficiente colateral para que el Banco Central le pudiera extender préstamos, mientras que AIG sí lo tenía.

Asimismo, Bernanke reveló que, en la segunda mitad de octubre, "el sistema financiero global estuvo muy cerca del colapso", que se evitó con el programa de rescate financiero aprobado por el Congreso por valor de 700.000 millones de dólares (542.425 millones de euros), gracias al cual el Departamento del Tesoro ha inyectado capital en los bancos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad