BMN despedirá a 867 empleados y cerrará 107 oficinas

stop

BANCA

Sede de Caixa Penedès

02 de enero de 2013 (11:45 CET)

Banco Mare Nostrum (BMN), donde se integran entre otras entidades Caixa Penedès, ha propuesto un nuevo plan de reestructuración de la entidad que conlleva el despido de 867 empleados y el cierre de 107 oficinas, según han informado fuentes de Comfia CCOO.

El sindicato asegura que el plan de viabilidad, el tercero desde 2009, ha sido pactado con las autoridades económicas de Bruselas por lo que será muy difícil obtener alguna rebaja de los recortes.

El 60% público

El banco de Caixa Penedès, entre otras cajas, necesita 2.208 millones de euros de capital según el informe de Oliver Wyman. CCOO asegura que para hacer frente a este agujero y "ante la imposibilidad que manifiesta la dirección de BMN de cubrir estas necesidades con capital privado, se efectuarán operaciones como la incorporación pública en el capital social de BMN con un 60% aproximadamente”.

A este ajuste habría que sumar otras operaciones que se han realizado en las últimas semanas como la venta del negocio de Catalunya y Aragón a Banc Sabadell o el traspaso a la SAREB, el banco malo, de 11.753 millones de euros brutos en activos inmobiliarios, informa Europa Press.

Beneficios


Esta reestructuración tiene un claro objetivo para la entidad. BMN asegura que "a partir de 2013, el banco tiene previsto entrar en beneficios y alcanzar en 2017 un core capital de más del 14%, y esa tiene que ser la guía en este nuevo proceso".

Para cumplir con las previsiones, el banco de Caixa Penedès tiene previsto crear “un nuevo diseño de banca que contempla la separación de actividades. Por un lado, Banco Core gestionará la actividad principal en el entorno de los territorios naturales de las cajas de origen que quedan, como es Andalucía oriental, Baleares, Murcia, Alicante, Albacete y Valencia, para atender particulares y pymes.

Estrategia

Banco No Core, el otro segmento de negocio, se encargará de la gestión de la actividad no estratégica y banca mayorista, en territorios denominados de expansión, como son Andalucía occidental, Madrid, Canarias, Cuenca y Castellón, limitando la cartera crediticia de pymes al volumen actual, reduciendo la cartera de participadas e inmobiliaria entre 2015 y 2017".

El sindicato intentará por todos los medios que los ajustes no afecten sólo a los trabajadores. "El pulso que la dirección pretende darnos con estas premisas tendrá una respuesta contundente en la confrontación si al final quien pague los platos rotos sean los trabajadores de BMN", advierte CCOO.

Negociación

La dirección de BMN ha emplazado a los representantes de los trabajadores a la segunda semana de enero para "iniciar un nuevo calendario de negociaciones y llevar a cabo una nueva reducción de costes y nuevas condiciones sociales para la plantilla, sin imposiciones concretas de Bruselas". “Esperamos que haya un margen de maniobra amplio para iniciar estas negociaciones”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad