Boixareu: Sí a Rosell en CEOE; no a Rosell en Foment

stop

PRESENTADA LA CANDIDATURA CRÍTICA A LA PRESIDENCIA DE LA PATRONAL CATALANA

23 de septiembre de 2010 (14:43 CET)

En un tono coral, sin concreciones, midiendo las críticas al pasado, pero sin poder esconder su desacuerdo con el presente, se ha dado a conocer en Barcelona la candidatura empresarial alternativa a la de Juan Rosell para concurrir a la presidencia de Foment del Treball. Las negociaciones para precipitar un pacto que tuvieron lugar durante toda la tarde del miércoles no han fructificado y, posiblemente, han enconado aún más las posturas. Así, en ese contexto, el consejero delegado de la metalúrgica Irestal Group, Joaquim Boixareu, ha sentenciado que el grupo crítico que lidera daría su apoyo a Rosell si éste accediera a optar a la presidencia de la CEOE, aunque ha considerado inevitable un relevo al frente de la patronal catalana.

Con el nombre Foment Futur y el eslogan El Foment que las empresas necesitan se presentó una alternativa que, según sus impulsores, ha venido gestándose desde hace un año. "Ésta no es una candidatura contra nadie", según el líder del grupo. Una sentencia que vino acompañada de otras dos con más profundidad: “tras 15 años con Rosell como presidente de Foment del Treball pensamos que ha llegado al final de una etapa”; sobre todo, según agregó otros de los empresarios críticos, porque en algunas situaciones desde la patronal catalana se ha sido "demasiado prudente" con las administraciones.

Boixareu ha comparecido escoltado por el presidente de la patronal Fedequim y de Ercros, Antoni Zabalza; el presidente de la Unión Patronal Metalúrgica (UPM), Antoni Marsal; el presidente del Gremio de Industrias Gráficas de Catalunya, Bernardo Gómez, y el vicepresidente de Comsa-Emte, Carles Sumarroca. Todos ellos, según se han encargado de recordar, miembros del comité ejecutivo y de la junta directiva de la asociación empresarial.

El pacto se aleja

A preguntas de Economía Digital, Zabalza ha revelado que a Rosell “se le ofreció liderar el proyecto y lo rechazó”. Con esos precedentes, ahora es una “posibilidad remota”, que se pueda acordar una candidatura única y evitar la confrontación ante las urnas.

“Hemos de ser claros, estamos tirando adelante una idea, la de renovación; ese es nuestro objetivo. Estamos abiertos a cualquiera que se quiera adherir, incluidos los miembros de la actual junta, pero no aceptaremos ningún compromiso que afecte a la esencia del proyecto", ha advertido Zabalza. En respuesta a quienes han alertado sobre las consecuencias de mostrar un empresariado dividido en Catalunya, el que fuera secretario de Estado de Hacienda se ha defendido: “No hemos de tener miedo de una confrontación de ideas, un debate; es un ejercicio muy saludable, de democracia”.

Como adelanto este diario digital, el sector crítico ha recriminado a Rosell que no haya tenido una actitud más activa en resolver la crisis interna que vive la CEOE por los problemas de las empresas de su presidente, Gerardo Díaz Ferran. “Ha habido una gestión insatisfactoria de ese asunto”, agregó Zabalza, que junto con Sumarroca han sido los dos representantes más críticos con el actual equipo directivo y los que han llevado el peso de la presentación.

Marsal se ha limitado a incidir en las tesis de sus compañeros y únicamente ha mostrado la disposición del grupo crítico a una unión de Foment con Pimec, que “sería muy positiva”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad