Botín respalda a Sáenz

stop

JUNTA GENERAL

Alfredo Sáenz y Emilio Botín conversan en la Junta General de Banco Santander. EFE

22 de marzo de 2013 (14:16 CET)

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, asegura que el consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz, seguirá ocupando su cargo. Botín respalda a su mano derecha alegando que dispone de "informes terminantes" que muestran que no existe "ningún impedimento legal" para ello.

"Alfredo Sáenz ha desarrollado una magnífica labor en la entidad", ha sentenciado el presidente del Santander, quien ha asegurado que el consejo de administración del banco ha ratificado su "plena confianza" en su consejero delegado.

Presión


El banquero mete presión al Banco de España, que se tiene que pronunciar sobre la decisión del Tribunal Supremo que anuló los efectos administrativos del indulto de Sáenz. El organismo que preside Luis María Linde inició los trámites para estudiar el caso. Según la normativa para ejercer la profesión de banquero, hay que tener unas condiciones de honorabilidad.

“Se entenderá que carecen de tal honorabilidad quienes, en España o en el extranjero, tengan antecedentes penales por delitos dolosos”, dice la ley.

Directiva europea

La defensa de Sáenz alega en este proceso que la normativa europea aprobada por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que el Gobierno va a transponer en breve plazo en España, contempla unos requisitos de idoneidad que "son cumplidos perfectamente por Sáenz", según fuentes jurídicas.

La norma, una vez cumplido el trámite de alegaciones y tras pasar por el Consejo de Estado, puede ser aprobada "en cualquier momento" por el Gobierno, informaron a Europa Press en fuentes del sector. Este futuro decreto es una transposición de las directrices de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y que los países de la UE están adaptando.

Cuestión de tiempo


La directiva da la potestad al supervisor bancario de interpretar la honorabilidad de los banqueros sentenciados penalmente por su actividad financiera. Si España transpone la directiva antes de que se pronuncie el regulador, éste tendría que basarse en la nueva ley.

Sólo en este caso, el organismo que dirige Luis María Linde podría decidir mantener a Sáenz al frente de la gestión del Santander. El Banco de España pondría sobre la mesa el resto de su carrera profesional y tendría en cuenta otros aspectos, además de la sentencia, explican fuentes jurídicas. Esta norma "no irá a favorecer ni a perjudicar a nadie", dijo el Ministro de Economía, Luis de Guindos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad