British Airways entra en pérdidas y retrasa la fusIón con Iberia

stop

22 de mayo de 2009 (14:40 CET)

La fusión de British Airways con Iberia no tiene visos de avanzar en el corto plazo a tenor de los resultados que la aerolínea británica acaba de hacer públicos. British Airways ha anunciado unas pérdidas netas de 358 millones de libras (406 millones de euros) en el ejercicio fiscal que concluyó el 31 de marzo, frente a unos beneficios de 726 millones de libras (824 millones de euros) durante el pasado ejercicio.

Ésta es la primera vez que la aerolínea británica entra en 'números rojos' desde el ejercicio fiscal 2001-2002, cuando registró unas pérdidas antes de impuestos de 200 millones de libras a causa de la crisis que afectó a las compañías aéreas tras los atentados del 11-S.

Estos resultados superan las previsiones de los analistas, que habían estimado unas pérdidas de 311 millones de libras (352 millones de euros) lo que va a dificultar el proceso de integración de las dos aerolíneas. El agujero que acumula el fondo de pensiones de British Airlines es uno de los mayores obstáculos para esta fusión, ya que está estimado, según algunos analistas, en unos 4.000 millones de euros, cifra que contrasta con los números positivos que, por el contrario, registra la caja de Iberia. La compañía británica ha reconocido que la operación tardará todavía "unos meses" en cerrarse y que está trabajando con Iberia en identificar "áreas de cooperación" que seguirán implementando.

A este respecto, Willie Walsh, consejero delegado de la aerolínea, ha indicado, en un encuentro con la prensa británica, que las negociaciones se centran en estos momentos en la ecuación de canje, que tras el aumento del déficit del fondo de pensiones de British Airways y la caída de su capitalización podría ser cada vez más paritaria, según informa 'Wall Street Journal' en su edición digital.

Ante una situación que el presidente Martin Broughton calificó como "cada vez más difícil", el consejo de administración de la compañía ha anunciado que no "puede recomendar el pago de un dividendo".

Las pérdidas operativas se situaron en los 220 millones de libras (249 millones de euros), mientras que la facturación se incrementó en un 2,7%, hasta los 8.992 millones de libras (10.207 millones de euros).

Broughton ha agregado a este respecto que las previsiones para el presente ejercicio fiscal se mantienen "débiles", a pesar de que los costes por combustible se verán previsiblemente rebajados en 400 millones de libras (453 millones de euros).

British Airways, con el objetivo de reducir costes, dejará en tierra 16 aviones --ocho Boeing 747-400 y ocho Boeing 757-- para así reducir un 4% la capacidad en invierno, cifra que podría aumentar si así lo considerara necesario.

En esta misma línea, British Airways está negociando la implementación de medidas como la congelación salarial, la suspensión del pago de 'bonus' a los directivos o la reducción temporal o permanente de jornada. La plantilla se ha visto reducida desde el pasado verano en 2.500 trabajadores.

Según el consejero delegado de la aerolínea, cambios como estos, a los que se podrían añadir otros durante el presente ejercicio fiscal, permitirán a British Airways "obtener beneficios a largo plazo".


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad