Bruselas creará un supervisor de supervisores de las finanzas europeas

stop

Sin título

27 de mayo de 2009 (18:06 CET)

La Unión Europea está decidida a que la crisis económica no se presente en el futuro como resultado de la falta de coordinación o de control financiero. Por ello, Bruselas ha presentado su propusta de reforma de la supervisión de los mercados financieros. Con ella se pretende controlar los riesgos y evitar las causas que han provocado la actual situación económica.

El modelo que la Comisión plantea se basa en dos pilares. Por una parte un organismo que evaluará los riesgos del sistema (una especie de gendarme europeo que supervisará los supervisores, es decir, los bancos centrales nacionales). El segundo pilar será una entidad que fijará los estándares mínimos a seguir para las inspecciones de las entidades bancarias, de seguros y de valores. Además, la Comisión propone una tercera entidad destinada a arbitrar los conflictos que se puedan producir en las entidades transnacionales.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso ha declarado al respecto de la propuesta que "por razones éticas y económicas es imprescindible que haya un control más estricto de los mercados financieros transfronterizos”.

El primer organismo, equivalente a un superpolicia destinado a prevenir riesgos sistémicos, se llamará Consejo Europeo de Riesgo Sistémico e intentará realizar un control prudencial de los riesgos del sistema. La propuesta europea es que el presidente de este nuevo ente sea el actual presidente del Banco Central Europeo, el francés Jean Claude Trichet. En la mesa de dirección tomarán parte los presidentes de los bancos centrales nacionales. Ello ha provocado una primera reticencia por parte de Gran Bretaña, no perteneciente a la zona Euro, que ha expresado sus reservas ante la idea y al mismo tiempo ha pedido un papel más destacado para las autoridades británicas.

El nuevo consejo trataría de recoger información sobre el sistema financiero de cada país y detectar eventuales riesgos de aparición de nuevas burbujas o situaciones que puedan producir crisis. En caso de localizar fuentes de tensión podrán emitir avisos y recomendaciones.

El segundo organismo, de supervisión de las finanzas a un nivel micro, es un sistema europeo de controladores para los sistemas bancario, asegurador y bursátil. No obstante, la vigilancia del día a día de las entidades en lo referido al cumplimento de las exigencias de capital seguirá en manos de los bancos centrales de ámbito estatal, ya que la responsabilidad financiera en caso de quiebra sigue siendo una competencia exclusiva de las autoridades del país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad