Bruselas reclama a España una “revisión sistemática” del sistema fiscal para 2014

stop

La Comisión Europea incide en las duplicidades de las administraciones públicas

29 de mayo de 2013 (15:32 CET)

España ya tiene los deberes que deberá realizar en los próximos años, una vez que Bruselas ha entendido que debía flexibilizar los objetivos de déficit. España tendrá dos años más, hasta 2016, para reducir el déficit al 3%, con un nuevo déficit para 2013, en la línea del 6,5% que daba por sentado el Gobierno español. Pero la exigencia de la Comisión Europea se centra ahora en la intensidad de las reformas pendientes.

Y entre las recomendaciones de Bruselas, tras asegurar que se ha hecho ya un trabajo “convincente” se fija una “revisión sistemática del sistema tributario” para marzo de 2014, con la idea de que se limite el gasto fiscal respecto a la “tributación directa”, explorando un mayor margen para limitar la aplicación de los tipos del IVA reducidos, y “adoptar medidas adicionales en lo que respecta a los impuestos medioambientales”.

Más impuestos

Se pide, por tanto, un incremento de impuestos, pero de forma selectiva, con tasas sobre los carburantes, con medidas “para reducir el sesgo en favor del endeudamiento en el impuesto de sociedades”, “intensificar la lucha contra la economía informal”, y el “trabajo no declarado”.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha reclamado una mayor unidad de todos los países, por el bien de Europa. Según Barroso las medidas que se recomiendan, y los pasos que se están adoptando ayudarán a salir reforzados de la crisis, con mayores garantías para competir.

Ese es el problema en el que Barroso ha incidido, con el objetivo de que los países de la Unión Europea puedan competir en el marco de globalización económica. El presidente de la Comisión Europea ha insistido en que es necesario “medidas conjuntas” que favorezcan a todos los países de la UE en su conjunto, y no buscar medidas concretas para un determinado estado. “Debemos promover el consenso europeo”, ha afirmado Barroso, para combatir el desempleo juvenil y buscar fórmulas de crecimiento.

Recomendaciones para Merkel 

Barroso se ha referido a las recomendaciones en su conjunto a todos los países de la UE, incidiendo en que también Alemania debe hacer sus propios deberes. Barroso considera que Alemania debe estimular su demanda interna, sin que ello “suponga que pierda competitividad”. Sobre ello, el presidente de la Comisión ha pedido al gobierno alemán que sepa entender esas recomendaciones, sin dejar de lado que los países de la periferia europea deben asumir las tareas pendientes.

El comisario europeo de asuntos económicos, Olli Rehn, ha relatado las diferentes recomendaciones. A España se le pide, además de esa revisión “sistemática” de su sistema fiscal, la creación de un organismo presupuestario “independiente” antes de finales de 2013, que supervise la política presupuestaria acorde con las indicaciones de la UE. También se incide en el mercado laboral, con una reforma de las políticas activas, y una mayor conexión público-privada de los servicios de empleo.

En las recomendaciones se insiste en aplicar medidas para luchar contra el paro juvenil, que contará con un plan europeo, destacado por Durao Barroso.

El sector eléctrico 

Entre las cuestiones pendientes, y en las que insiste desde hace meses la Comisión Europea, destaca la necesidad de “abordar el déficit de la tarifa eléctrica”, con una reforma estructural del sector de la electricidad antes de finales de 2013.

Y se recuerdan, con un total de nueve recomendaciones, las reforma de la administración, para evitar duplicidades, con la aprobación y aplicación de forma “urgente” del proyecto de Ley de Garantía de la Unidad de Mercado. Además, Bruselas recomienda que se racionalice el gasto y medidas de copago farmacéutico. 

No se olvida la Comisión Europea tampoco de pedir que se lleve a cabo el programa del sector financiero para la recapitalización de las instituciones financieras.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad