BT ofrece un año de vacaciones para no ser despedido

05 de julio de 2009 (10:54 CET)

Cada vez hay más empresas que intentan capear la crisis sin verse obligadas a tener que despedir a una parte de su plantila, algo que en España todavía no se ha aprendido.

Este sábado se ha conocido que British Telecom (BT) ha ofrecido a su personal un año entero de vacaciones a cambio de que se les rebaje el sueldo un 75%, cuyo pago se haría por adelantado. La compañía intenta, así, reducir el gasto en personal, a la vez que limitar el número de bajas permanentes.

Pero no es la única opción que la operadora británica ofrece a sus empleados. Los que quieran también pueden acogerse a una paga única de unos 1.160 euros en caso de aceptar pasar a un régimen de trabajo a tiempo parcial. Esta medida está pensada para que los trabajadores que tengan hijos pequeños puedan pasar más tiempo con su familia.

«Es sabido que BT tiene una política de recursos humanos progresista, basada en los horarios flexibles», dijo un portavoz de la operadora de telecomunicaciones para justificar esas medidas.

El grupo, que tiene una plantilla de más de 100.000 personas, sufrió en el primer trimestre pérdidas equivalentes a 1.521 millones de euros. La empresa quiere eliminar este año unos 15.000 empleos, la mayoría en el Reino Unido, tras haber suprimido una cantidad similar el año pasado. Con estas reestrucutraciones habrá rebajado el total de su plantilla en unas 30.000 personas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad