Buffet defiende a Goldman Sachs con uñas y dientes

02 de mayo de 2010 (11:27 CET)

Un banco que te proporciona unos dividendos de 500 millones de dólares al año no puede ser malo. Es lo que debe pensar el multimillonario Warren Buffett, que defiende "al 100%" la inocencia de Goldman Sachs y su presidente ejecutivo, Lloyd Blankfein, investigados por la Comisión de Valores de Estados Unidos y la Fiscalía de Nueva York por un presunto fraude relacionado con la venta de derivados.

En la cita anual de su fondo de inversión, Berkshire Hathaway, el empresario negó las acusaciones de que Goldman Sachs hubiera ocultado que los derivados vinculados a hipotecas que diseñó con Paulson & Co estaban preparados para que fueran impagadas, algo por lo que apostó secretamente el fondo de cobertura.

Preguntado si le gustaría remplazar a Blankfein en la entidad, donde tiene depositados 5.000 millones de dólares a través de Berkshire, Buffett negó la mayor: "Si Lloyd tuviera un hermano gemelo, votaría por él. Nunca he pensado en eso".

Berkshire compró 5.000 millones de dólares en acciones preferenciales de Goldman Sachs en septiembre del 2008, títulos creados para inyectar liquidez en su rescate público. Estas arrojaron 500 millones de dólares en dividendos anuales, más garantías para comprar una cantidad igual de acciones comunes. Goldman puede volver a comprar los preferenciales al 110% de su valor nominal.

"Amamos la inversión", dijo Buffett. "No sostengo la acusación contra Goldman en absoluto", afirmó antes de asegurar que "si lleva a algo más serio, entonces evaluaremos la situación en ese momento".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad