Buffet hace "una apuesta arriesgada" por el ferrocarril

stop

Sin título

03 de noviembre de 2009 (16:53 CET)

“La prosperidad de nuestro país depende de un sistema ferroviario eficiente”. Con esta frase lapidaria ha justificado el inversor norteamericano Warren Buffet la compra del 100% de las acciones del operador ferroviario Burlington Northern Santa Fe (BNSF) por 44.000 millones de dólares, unos 30.000 millones de euros.

Berkshire Hathaway, la firma de inversión de Buffet, ya controlaba el 22,6% de BNSF, pero ahora pagará cerca de 100 dólares en efectivo y acciones por cada título de la compañía para hacerse con el resto. En la operación, se incluyen cerca de 10.000 millones de dólares (6.820 millones de euros) en deuda.

Buffet considera que el dinero aportado es una apuesta arriesgada por el "futuro económico de EEUU, el tipo de apuestas que me encantan". La operación está pendiente de la aprobación de dos tercios del accionariado de BNSF y la autorización de los reguladores. En caso de aprobarse de forma definitiva, está previsto que se complete en el primer trimestre de 2010, informó Berkshire Hathaway.

Se trata de la mayor adquisición hecha jamás por Warren Buffet, que quizá facilite al presidente Obama la aprobación del plan para mejorar las infraestructuras ferroviarias de EEUU para implantar corredores de alta velocidad. Y recordemos que uno de los modelos que tiene en mente el presidente es el español. No en vano, el secretario de transportes americano, Ray LaHood, visitó a finales de mayo España para conocer de primera mano el funcionamiento del AVE y, según parece, acabó gratamente sorprendido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad