Caixa Catalunya ofrece ayudas "anticrisis" para reactivar el mercado de vivienda

stop

Sin título

11 de febrero de 2009 (08:57 CET)

Rescate de mecanismos financieros innovadores para superar la crisis crediticia. En línea con la apuesta de diversas cajas para hallar soluciones que superen el método de pago usado por muchas inmobiliarias en quiebra, Caixa Catalunya, que a su vez se ha hecho con un considerable parqué de pisos, ha renegociado la hipoteca de 6.000 familias que tenían problemas para pagar las cuotas por la crisis en el último trimestre de 2008. Por ende, ha transformado la hipoteca en alquiler en 350 casos.

La entidad catalana cifra en 40.000 las personas que se han acogido a alguna de sus propuestas anticrisis. La posibilidad de negociar una salida de este tipo sólo se concede a clientes que estén al corriente de sus pagos en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y los pagos a la comunidad de vecinos, entre otros.

Caixa Catalunya rescatará, entre otros mecanismos, la dación de pago: se da al ex hipotecado y nuevo inquilino la opción de comprar de nuevo el mismo inmueble. En el contrato de alquiler, ya se dice que el antiguo propietario tiene derecho preferente de compra, al precio que en ese momento se considere que valga el piso en el mercado.

Otras cajas que apuestan por liderar con novedades la reactivación del mercado inmobiliario está Caixa Terrassa
que ha comprado inmuebles por valor de 150 millones de euros para liquidar deudas inmobiliarias de promotores y particulares. Esta caja puso en marcha en diciembre un portal inmobiliario en el que incluye un centenar de viviendas repartidas por las cuatro provincias catalanas y está ultimando la creación de una empresa de inversión inmobiliaria especializada en gestionar y coordinar la actividad de alquiler de la entidad financiera vallesana.

Medidas anticrisis
La caja presidida por Narcís Serra y dirige Adolf Todó añadió que ha destinado 200 millones de euros a créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para empresas, así como 140 millones para financiar 30 promociones de vivienda protegida en España. Otros 56 millones han servido para realizar obras de equipamientos impulsadas por ayuntamientos.

La patronal de las cajas, la CECA, estima que este año la tasa de morosidad podría alcanzar o incluso superar el 6%, aunque los créditos hipotecarios tienen una garantía real detrás (la vivienda) que a la larga permite a la entidad financiera recuperar buena parte del dinero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad