Caixa Catalunya reduce su beneficio un 60% hasta los 193,7 millones

stop

La entidad aparta 787 millones para prevenir impagos, que llegan al 5,28%

Sin título

13 de febrero de 2009 (12:40 CET)

Caixa Catalunya, la segunda caja catalana, obtuvo el año pasado un beneficio de 193,7 millones de euros , un 60,3% menos que el año anterior, debido a que elevó las provisiones hasta el máximo legal (125% de los riesgos), con 787 millones, y por menores plusvalías.

   El presidente de la entidad, Narcís Serra, destacó que la caja no ha utilizado las dotaciones genéricas en 2008, sino que las mantiene en su totalidad para años futuros. La morosidad alcanzó en 2008 el 5,28%, la más alta entre las cajas catalanas que han presentado resultados hasta ahora.

   El resultado recurrente del grupo fue de 252 millones, el 1,8% más, y todos los márgenes crecieron. El coeficiente de solvencia se situó en el 10,14%, 0,59 puntos por encima de 2007. Los vencimientos de deuda para 2009 son de 2.000 millones, que la caja prevé cubrir sin problemas gracias a una liquidez de 12.000 millones.

El director general de la caja, Adolf Todó, atribuyó la morosidad, superior a la media del sector, a la "apuesta decidida" de Caixa Catalunya por otorgar hipotecas a las clases populares, pero destacó que pese al aumento de impagos, la tasa de cobertura se mantiene en la media del sector, con un 56,7%. Añadió que, en 2009, el incremento de la morosidad se irá acercando a la media del sector. El coeficiente de solvencia se situó en el 10,14%, 0,59 puntos por encima de 2007.

Caixa Catalunya se adjudicó activos inmobiliarios por impagos de promotores por valor de 600 millones de euros en 2008, que gestionará hasta que pase la crisis. Serra expuso que los activos tóxicos no se recuperarán en el futuro, pero sí los activos inmobiliarios.

El margen de negocio creció un 6,8% (hasta 1.185,5 millones), el margen ordinario un 43% (hasta 1.783,6 millones, impulsado por la venta de Abertis) y el margen de explotación un 72,1% (hasta 1.117 millones).

La concesión de créditos creció un 2,9% en 2008, y para 2009 está previsto un aumento del 2,5%. Los recursos de clientes crecieron un 1,5%.

Preguntado por los planes de venta del 50% del negocio asegurador, en marcha desde hace meses, Todó aseveró: "No tenemos necesidad de malvender". En el caso de la participación de Caixa Catalunya en Repsol, la caja contempla su venta si obtiene un "precio adecuado", pero no tiene "prisa por vender". Respecto a la ampliación de capital de Gas Natural, la caja catalana no prevé acudir.

En cuanto a la posibilidad de fusiones entre cajas, Serra aseguró que no hay "ninguna previsión de necesidad de incrementar la masa crítica para superar la crisis".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad