Caixa Girona aporta 627 millones de morosidad al grupo

stop

La entidad gerundense resta tres puntos básicos de 'core capital' tras la absorción

28 de enero de 2011 (14:32 CET)

A finales de diciembre pasado, La Caixa absorbió Caixa Girona. En medios empresariales se dio por sentado que la operación no era interesante para la institución barcelonesa y que, de hecho, era una especie de beneficiencia financiera.

Los números conocidos ahora avalan esa tesis. El ratio de morosidad de La Caixa acabó el ejercicio en el 3,71%, manteniendo una cierta estabilidad en este indicador, sólo 0,29 puntos más que el año anterior. La razón, según explicó el director general de La Caixa, Juan María Nin, estriba en los 637 millones de cartera morosa que han heredado con la integración de Caixa Girona.

Los efectos de esa absorción no sólo han tenido efectos en ese ámbito, sino que además han perjudicado el principal ratio de solvencia de La Caixa, al restarle tres puntos de capital básico (core capital) al cierre del ejercicio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad