Caixa Girona decide hoy su unión con Terrassa, Sabadell y Manlleu

stop

Fusiones de cajas catalanas

Sin título

07 de septiembre de 2009 (11:24 CET)

Caixa Girona, vinculada a la Diputación de dicha provincia ,debate hoy en un consejo de Administración extraordinario su adhesión al proyecto de unión de cajas de ahorros impulsado por las entidades de Sabadell, Terrassa y Manlleu.

Contra lo que se especuló en un primer momento, Girona parece haberse decantado hacia un proyecto diferente al que dibujan las cajas de iniciativa pública, como Catalunya, y Tarragona, al que podría sumarse otra caja de origen privado como es Caixa Manresa.
La posible adhesión que prevé llevar a cabo Caixa Girona a la fusión que ya aprobaron el pasado mes de julio las cajas catalanas Caixa Sabadell, Terrasa y Manlleu, crearía la octava caja española por volumen de activos y la tercera de la comunidad.

Según los datos correspondientes al cierre de 2008, la nueva caja también se convertiría en la sexta española por volumen de depósitos.

Ya en el mes de agosto, el director de Caixa Terrassa, Enric Mata, adelantó que una cuarta caja catalana podría unirse en septiembre a su proyecto de fusión, aunque no precisó cuál.

En su momento, las tres entidades catalanas aseguraron que la unión creará una caja de ahorros "más dimensionada, más eficiente y con una mejor capacidad" para afrontar la crisis y competir en mejores condiciones en los nuevos mercados financieros.

Para ello, las tres cajas catalanas estudiaron solicitar unos 350 millones de euros al Fondo de Reestructuración de Ordenación Bancaria (FROB) para financiar los gastos derivados de este proceso de reorganización. La cifra citada pordía aumentar hasta los 500 millones con la esperada unión de Girona, según fuentes conocedoras de la operación.

En cuanto al ajuste de personal que puede derivarse de la citada fusión de las tres catalanas, a las que podría sumarse también Girona, los directivos señalaron que todavía no se habían concretado los cálculos, pero incidieron en la idea general con la que las tres quieren asumir su fusión: prejubilaciones que impidan un ajuste traumático que afecte al personal y que ascenderá a unas 3.000 personas (entre las tres cajas).
Así, las prejubilaciones podrían afectar a cerca de un 10 por ciento de la plantilla y prolongarse entre dos y cuatro años para suavizar su impacto.
Según los datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) correspondientes a cierre de 2008, la entidad resultante de una posible unión de las cuatro entidades crearía la octava caja de España por volumen de activos al sumar 34.567,1 millones de euros, de los que 12.380,5 provienen de Caixa Sabadell, 11.842,4 de Caixa Terrasa, 2.629,7 de Caixa Manlleu y 7.714,5 millones de Caixa Girona.

Los activos de la entidad se situarían todavía lejos de las grandes cajas españolas como La Caixa (260.827,3 millones de euros) o Caja Madrid (180.970,9 millones).

En cuanto a los depósitos, la nueva caja ocuparía la sexta posición al aglutinar 27.207,3 millones de euros.
Del total, 10.016,5 millones corresponden a Caixa Sabadell, 9.254,5 a Caixa Terrasa, 2.341,3 millones a Caixa Manlleu y 5.595 millones a Caixa Girona.

En cuanto a los beneficios netos atribuidos, la caja resultante sumaría 123 millones de euros (42 millones de euros de Caixa Sabadell, 49 millones de Caixa Terrasa, 6 millones de Caixa Manlleu y 26 millones de Caixa Girona).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad