Caixa Manresa gana un 37% menos con la morosidad más baja

stop

12 de marzo de 2010 (16:02 CET)

Caixa Manresa ganó un 37% menos que el año anterior, lo que supone un beneficio para 2009 de 16,5 millones. Como en el resto de cajas de ahorros las dotaciones han lastrado los beneficios. En este caso se han apartado 48,5 millones, de los que 34,5 son voluntarios. Así se quiere prever el efecto de posibles fallidos aunque precisamente la caja manresana disfruta del nivel más bajo de morosidad de España, un 2,39%.

Los recursos de clientes aumentaron en 2009 un 7% hasta los 6.820 millones, y los créditos se mantuvieron. De acuerdo con la nota oficial, la liquidez de la entidad a cierre del año pasado era de 622 millones, un 10% de los activos a lo que se añade que en 2010 no hay vencimientos de créditos, por lo que se refiere a los activos inmobiliarios adjudicados como compensación de créditos no pagados, han sido valorados en 80 millones , lo que valdrían un centenar de pisos.

El director general de Caixa Manresa, Feliu Formosa, dedicó más de la mitad de su exposición de presentación de resultados a defender la fusión con Caixa  Catalunya y Tarragona, sobre la que destacó: "Sumamos para multiplicar".

   "La fusión'. Nos aporta mucho y no nos quita nada imprescindible. Aporta tamaño (82.000 millones en activos, 62.000 millones en préstamos, una red de 1.250 oficinas y un volumen de fondos de inversión por más de 4.500 millones), liderazgo claro (sin vacíos de poder), determinación y voluntad (no para estancarse hasta la próxima fusión, sino con voluntad de proyecto ganador)", argumentó.

   Asimismo, destacó: "No es una fusión a la que nos hayamos sumado porque nos hayamos visto obligados, hemos querido estar porque es la fusión en la que hay que estar", pese a que supondrá para Caixa Manresa "más morosidad y pérdida de la sede social en Manresa".

   Con todo, señaló que la morosidad, cuando se gestiona bien, es un problema que tiene solución, y que pese a no tener sede social en Manresa, la caja sí tendrá poder de decisión porque ha "negociado bien". En este sentido, ejemplificó que Caixa Manresa tiene un peso del 8% en la fusión, pero un 20% de presencia en los órganos de gobierno.

    Además, de la sede territorial de Caixa Manresa dependerán más de 200 oficinas, más de las que tiene actualmente, y se encargará de los fondos de inversión y de la división informática. "No nos sentimos incorporados por Caixa Catalunya y Tarragona, nos sentimos cofundadores de la nueva caja", remachó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad