Caixa Tarragona renuncia a las agencias de calificación

stop

29 de mayo de 2009 (19:00 CET)

Las cajas españolas empiezan a desconfiar de las agencias de valoración del riesgo, hasta el punto de romper toda relación con ellas. Este viernes, Caixa Tarragona se ha convertido en la quinta entidad española que prescinde de los servicios de estas empresas al rescindir su contrato con Moody’s.

La noticia se ha conocido a través de la propia agencia, que, en un comunicado emitido este viernes, ha anunciado que “por motivos de negocio” retiraba las calificaciones de la deuda y de fortaleza financiera de Caixa de Tarragona, que estaban bajo revisión para su posible rebaja y estaba situada en "Baa1/Prime-2" y "C-", respectivamente.

La caja catalana sigue, así, la estela de otras cuatro entidades españolas que hace unos meses decidieron romper su relación con las agencias de calificación. Abrieron el fuego la CAM y Bancaja en diciembre, cuando comunicaron a la CNMV que prescindían de los servicios de Standard & Poor’s. Las siguió el Banco Pastor pocos días después, que también canceló su contrato con esta firma.

La cuarta entidad que decidió suprimir el contrato con estas agencias fue Caixa Penedès, que en enero rompió su relación con Moody’s.

Las agencias de calificación de riesgos forman un oligopolio, puesto que sólo existen tres en todo el mundo: Standard & Poor’s, Fitch y Moody’s. Además, todas son americanas. Sus criterios de evaluación de riesgos empezaron a ponerse en duda a partir del estallido de la crisis subprime de los EEUU. Y es que estas entidades no tuvieron ningún reparo en otorgar la máxima calificación crediticia a los productos financieros que contenían las hipotecas basura, manteniéndola hasta el día en que colapsaron.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad