CaixaBank cubre la emisión de 1.500 millones en bonos con un día de antelación

stop

BOLSAS

Isidro Fainé y Juan María Nin / Foto: Andreu Dalmau

03 de junio de 2011 (00:45 CET)

Hoy acaba el plazo de suscripción de 1.500 millones de euros en obligaciones convertibles en acciones de CaixaBank. La 14 horas es el límite para que quienes quieran ser accionistas del grupo den sus órdenes de compra. La red ha cumplido con sus objetivos con un día de antelación. Ayer, el grupo había vendido títulos por valor de 1.512 millones de euros. A la espera de lo que dé de sí la jornada de hoy, La Caixa ya ha contabilizado 298.000 órdenes de compra que supondrán la incorporación de 195.000 nuevos accionistas. 

Por lo tanto, La Caixa se apunta un tanto vendiendo íntegramente, y con un día de margen, una emisión dirigida exclusivamente a inversores particulares. La respuesta de clientes e inversores ha sido buena, aunque sin alardes, como corresponde a un momento especialmente difícil para la economía española y para el sector de las cajas de ahorros. De hecho, el mensaje que se estaba transmitiendo ayer desde las oficinas a los clientes del grupo y a los particulares que se han interesado por la operación es que "hay obligaciones para todos" y que a estas alturas todavía se desconoce si habrá prorrateo.

En cualquier caso, los teléfonos de las casi 5.500 oficinas de La Caixa echan humo para cerrar la oferta con el mayor número posible de compradores. El objetivo del grupo que preside Isidro Fainé es tan ambicioso como duplicar el número de inversores particulares de CaixaBank cuando finalice el periodo de conversión de los bonos.

Que La Caixa haya tenido que esperar hasta el penúltimo día para cerrar la operación demuestra que el dinero es tan selectivo como cauteloso. Los bonos convertibles del grupo son un producto sofisticado que la entidad ha colocado sólo a los inversores capaces de comprender los riesgos de un producto financiero cuya rentabilidad depende de la cotización en bolsa.

Preocupante precedente

La caja más solvente del país no quiere que se repita la experiencia de Criteria. Los inversores nunca recuperaron el precio pagado en la salida a bolsa del holding de participadas del grupo, lo que provocó un profundo malestar que dura hasta hoy. Criteria, que salió a bolsa a 5,25 en octubre de 2007, cerró ayer a 4,97 euros cuando falta algo menos de un mes para que el 1 julio ceda su lugar en bolsa a CaixaBank.

Además, fuentes cercanas al grupo aseguran que la otra razón que impide que la emisión se cierre sin excesos es que la red de la entidad ha sido sometida en los últimos meses a un duro esfuerzo. La Caixa ya ha pedido importantes esfuerzos a sus clientes en la colocación de los conocidos como bonos patrióticos de la Generalitat.

Por lo tanto, si hay prorrateo no será especialmente significativo. Se realizaría entre el lunes y el jueves de la semana que viene, antes de que el día 10 se haga efectivo el pago de los títulos convertibles. Un mes más tarde empezarán a negociarse los bonos, que han podido ser comprados por los inversores a partir de 500 euros. El importe máximo ha sido de 100.000 euros, que dan derecho a 1.000 obligaciones.

Interés del 7%


CaixaBank ofrece a quienes compren las obligaciones convertibles un interés fijo del 7% al año. Cuando pasen 18 meses, la mitad de los títulos se convertirán en acciones, mientras que la otra mitad lo harán transcurridos 30 meses. Criteria ha fijado un precio de conversión que será el mayor entre 5,1 euros y el 105% de la media de cotización de Criteria durante los 10 días bursátiles que ha durado el periodo de suscripción, que empezó el 23 de mayo.

El gran riesgo al que se enfrentan los inversores es que cuando lleguen las dos fechas de conversión el precio de CaixaBank en bolsa sea inferior al fijado para el canje. En las últimas nueve sesiones, el precio por acción de Criteria no ha superado los 5,06 euros por acción.

La Caixa ha valorado la entidad que aglutinará todo su negocio bancario a 0,8 veces su valor en libros, lo que supone un precio por acción entre los 5,3 y los 5,4 euros, ligeramente por encima de los 5,1 establecidos para el canje.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad