Caixabank dedica casi 2.000 millones a insolvencias y refuerza su capital en el tercer trimestre

stop

RESULTADOS 3T

Xavier Salvador

- El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, tras realizar el tradicional toque de campaña en la Bolsa de Madrid que marca el inicio de cotización en la Bolsa española de CaixaBank
- El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, tras realizar el tradicional toque de campaña en la Bolsa de Madrid que marca el inicio de cotización en la Bolsa española de CaixaBank

04 de noviembre de 2011 (11:55 CET)

Las dotaciones para las insolvencias siguen siendo la principal preocupación de las entidades bancarias españolas. Caixabank ha registrado en los primeros nueve meses del año 1.953 millones de euros para ese menester, lo que ha llevado a la institución que preside Isidro Fainé a presentar un beneficio de 845 millones.

El grupo sigue líder en España en banca minorista. Su cuota de mercado es del 21% y su red de oficinas, la más amplia del sector, totaliza 5.192 sucursales. De ahí que frente a la parálisis general de la actividad bancaria, el negocio haya crecido de forma leve (el 3,8% en volumen). Los recursos de clientes han mejorado el 4,4% hasta septiembre y los créditos el 3,1%.

Sin embargo, pese a esos buenos números, el negocio típicamente bancario de Caixabank sigue sin tomar la velocidad que sus gestores desean. Donde mejor se percibe esa atonía es en la cuenta de resultados: el margen de intereses, que mide el diferencial entre las operaciones de activo y de pasivo con los clientes, cae el 11,9% hasta septiembre.

Competencia por los depósitos

La entidad ha explicado que en el tercer trimestre se ha producido una mejoría (del 4,7%) respecto al trimestre anterior en el margen financiero y que eso se ha logrado en un contexto de “aumento gradual de los tipos de interés de mercado”, la fuerte competencia por captar depósitos y el alza de costes de las emisiones en los mercados mayoristas.

La cartera de participaciones de la entidad es todavía la joya de la corona del grupo. De hecho, entre dividendos y puestas en equivalencia, el grupo ha obtenido 834 millones, el 43,9% más que en 2010 en el mismo periodo. Cabe subrayar que los resultados finales de la entidad (845 millones) no distan en demasía de la aportación de las filiales.

Cuando el negocio bancario decrece, la compensación viene en buena medida por los servicios prestados a los clientes. Sólo en comisiones netas, Caixabank ingresó 1.137 millones de euros. El negocio de empresas, la banca de inversión y los seguros han propiciado un crecimiento del 7,9% interanual en este capítulo.

Mejoras en la solvencia

Uno de los principales retos del grupo bancario catalán es cumplir con los requerimientos de solvencia y las exigencias de capital de la European Banking Authority (EBA). Según el comunicado oficial emitido por Caixabank, esas necesidades de capital se cubrirán mediante la generación “orgánica” de capital y antes de junio de 2012, fecha límite para acatar la norma.

El ratio de solvencia calculado según la metodología de la EBA era del 6,8% a 31 de diciembre de 2010. A finales del primer semestre había ascendido al 8,9%. Al banco le falta una décima para alcanzar el 9% que la EBA ha establecido como indicador. De acuerdo con las normativas vigentes en España, Caixabank posee un core capital del 11% y un capital principal del 12,4%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad