Caixabank liderará en cinco autonomías y ahorrará 540 millones tras absorber Cívica

stop

La fusión de ambas entidades, que finalizará en el tercer trimestre de este año, generará unas sinergias potenciales de 540 millones de euros a partir de 2014. La factura de la reestructuración será de 1.100 millones, aunque Fainé mantendrá el dividendo

Las torres negras de la Caixa lucen el logo de Caixabank

27 de marzo de 2012 (00:34 CET)

Caixabank ya es el gran banco que buscaba Isidro Fainé al cerrar con éxito la absorción de Banca Cívica. La integración estará completa en el tercer trimestre de este año y a partir de 2014 generará 540 millones en sinergias.

Los costes de la reestructuración ascenderán a 1.100 millones, pero Fainé ha confirmado la intención de mantener el dividendo en 0,231 euros por acción a liquidar según el calendario trimestral previsto para 2012. La digestión será rápida, apenas nueve meses, y la voracidad de la entidad barcelonesa aún no está saciada: mira hacia Galicia, territorio natal de NovaGalicia Banco.

Gracias al movimiento aprobado por el consejo en la tarde del lunes, La Caixa resuelve de un plumazo su plan de crecimiento orgánico y se convierte en el líder del mercado financiero en cinco comunidades (Catalunya, Andalucía, Navarra, Baleares y Canarias) y segundo en otras cinco (Madrid, Castilla León, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana y País Vasco).

Este mapa cimentará al mayor banco en España con 345.000 millones en balance, por delante del BBVA y del Santander, con 339.000 millones cada uno.

La Caixa reajustará el valor de los activos de Cívica por un importe cercano a 3.400 millones de euros que no impactará en los resultados, según la entidad, y permitirá cumplir "muy ampliamente las necesidades de provisiones de Banca Cívica" establecidas por el real decreto de saneamiento bancario por la exposición inmobiliaria y por otros riesgos identificados durante el proceso de due diligence, valorados en 700 millones.

El paraguas de Cívica

Entre ambas entidades se produce "una importante complementariedad de redes", según el mismo Fainé, especialmente en Canarias, Navarra, Burgos, Sevilla, Huelva, Cádiz, y Guadalajara, donde se reforzará la posición de la entidad resultante en zonas industriales de primer nivel y de fuerte desarrollo económico. Sin embargo, los trabajadores, particularmente de Cívica, esperan despejar el impacto de la absorción en términos laborales. El banco catalán contará ahora con 32.700 profesionales y 6.950 oficinas.

La ramificación territorial era el mayor atractivo del grupo formado por las cajas de Navarra, Burgos, Canarias y Cajasol para la entidad financiera barcelonesa. En Cívica, aunque han cedido el 27% de su valor desde que salió a Bolsa a cambio de entrar en Caixabank, buscan el refugio de uno de los mayores bancos europeos “ante las importantes turbulencias financieras que se avecinan”, reconoció el copresidente Enrique Goñi.

“Confío en que con esta operación mejore aún más la excelencia en la calidad del servicio a nuestros casi 14 millones de clientes”, ha dicho Fainé en la noche del lunes. Juan María Nin, vicepresidente y consejero delegado de Caixabank, ha explicado que esta operación “permitirá cumplir con el plan estratégico al adelantar varios años el crecimiento orgánico previsto, lograr sinergias importantes a medio plazo, fortalecer el balance, incrementar el volumen de negocio, mejorar el beneficio por acción y mantener la política de dividendos”.

El nuevo reparto

Tras la operación, la participación de La Caixa en Caixabank se reducirá del 64% al 61%, aunque seguirá siendo el accionista mayoritario. El acuerdo de integración también incluye el nombramiento de dos consejeros dominicales en representación de las cajas fundadoras de Banca Cívica. Goñi y Antonio Pulido, copresidentes de la entidad absorbida, entrarán en el consejo.

Tras la conversión de todas las obligaciones ya emitidas y la recompra de las participaciones preferentes de Cívica, el free float se incrementará hasta el 35,6% y las cajas de ahorros que actualmente participan en el capital de Cívica se convertirán en accionistas de Caixabank ya que tendrán el 3,4% del capital (Caja Navarra (1,0%), Cajasol (1,0%), Caja Canarias (0,7%) y Caja de Burgos (0,7%).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad