Caixabank, primer banco en devolver las ayudas públicas

stop

INYECCIÓN A CÍVICA

07 de marzo de 2013 (19:57 CET)

Caixabank será el primer banco español en devolver ayudas públicas. La entidad no las recibió directamente, pero subrogó el apoyo financiero que el Frob inyectó en Banca Cívica para su saneamiento. La franquicia impulsada por Caja Navarra fue adquirida en agosto de 2012.

Bajo la gestión de Antonio Pulido y Enrique Goñi, Cívica tomó 977 millones del Banco de España. El presidente de Caixabank, Isidro Fainé, se comprometió a reintegrar la cantidad antes de agosto de 2013. Los pagará este mismo marzo, cuando los trámites administrativos estén resueltos. La decisión se ha tomado en el consejo de administración celebrado en la tarde del jueves.

Músculo financiero

Caixabank reconoce en una nota oficial que la “decisión refleja la fortaleza financiera” de la entidad. A 31 de diciembre contaba con un 11% de core capital (la medida de solvencia). Disponía de una liquidez de 53.092 millones de euros. El músculo financiero se marca en plena negociación con los sindicatos. Desde hace dos semanas se pacta la salida de 3.000 profesionales.

Antes del consejo de administración, en la mañana del jueves, los equipos de recursos humanos y los sindicatos se han reunido. Ha sido la tercera ronda. Comisiones Obreras (CCOO), con la mayoría de la representación, ha propuesto que el expediente se extienda hasta 2015. Según sus cálculos, de este modo las 3.000 salidas que busca el banco podrían ser voluntarias.

Prejubilaciones

La propuesta se basa en las prejubilaciones, el mecanismo por el que Fainé también ha mostrado su preferencia. La alternativa de CCOO incluye que los empleados que acepten prejubilarse cuenten con complementos y otras aportaciones hasta los 63 años.

Contempla también la posibilidad de bajas voluntarias con indemnizaciones de 45 días por año trabajado y un máximo de 42 mensualidades; excedencias voluntarias de entre tres y cinco años con retorno a un centro de trabajo no más lejano de 25 kilómetros; y reducciones de jornada, también voluntarias, que se puedan acumular en uno o varios días a la semana.

Calendario

A pesar de que el banco inició las consultas hace dos semanas, Caixabank todavía no ha planteado medidas concretas sobre cómo prevé reducir personal. Las negociaciones terminarán en abril.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad