Caixabank ya presta más dinero al Estado que el Santander

stop

Junto a BBVA sería la entidad más beneficiada por la posible compra desde el BCE de deuda soberana

El presidente de Caixabank, Isidro Fainé, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar | EFE

25 de noviembre de 2014 (20:55 CET)

Sorpasso en el pool de bancos acreedores del Gobierno y el conjunto de las administraciones públicas. Caixabank ha superado al Santander como segundo prestamista del Estado. La institución que preside Isidro Fainé acumula 40.488 millones en deuda soberana española frente a los 40.446 millones que permanecen anotados en el balance que firma Ana Botín.

El mayor tenedor de deuda pública, que supera el billón de euros, es el BBVA de Francisco González. Sus títulos suman 53.020 millones de euros. Esta posición de liderazgo en riesgo también la ejerce respecto a la Generalitat. Tras absorber CatalunyaCaixa, el BBVA acumulará 3.990 millones con Artur Mas.

Las cifras corresponden al cierre del ejercicio de 2013, aunque el orden de la lista no habría sufrido cambios en 2014, año en el que se habrían consolidado las posiciones. Según éstas, Bankia prestó 37.510 millones; el Sabadell, 15.386; y el Popular, con 15.040 millones, cerraría el pelotón del grupo.

Compra masiva de deuda

El conjunto de la banca española ha girado unos 198.000 millones, según las últimas cifras disponibles, que se habrían detraído del crédito privado. La cantidad equivale a casi 20 puntos de PIB. Esta posición retrata al sector financiero doméstico como uno de los más expuestos en Europa a su propio país. Fitch arroja luz sobre esta realidad: sólo en Italia se detecta una situación similar.

El mejor comportamiento del soberano español, con el bono a diez años en mínimos de rendimiento pero con el riesgo controlado –la prima cotiza con timidez cerca de los 120 puntos básicos—, posiciona a las entidades nacionales en un lugar preferente si el Banco Central Europeo (BCE) decide pasar de la predisposición a la acción. Mario Draghi, el presidente del regulador europeo, podría activar la compra de deuda pública en los próximos días.

Paso atrás del BCE

Esta posibilidad ha llevado a las cotizaciones de las entidades afectadas hasta crecimientos de entre el 0,8% y el 2% diario desde el lunes. En la sesión bursátil del martes, Caixabank mejoraba el 1,75%. BBVA y el Santander hacían lo propio con mayor timidez, el 0,81% y el 0,93% respectivamente. Los inversores están, pues, convencidos de que se beneficiarán de la medida del BCE, que se plantea como una de las fórmulas para combatir la baja inflación de la eurozona.

Si se ordena el paso, en Fráncfort darán marcha atrás, aunque parezca un contrasentido. Desde 2011 y hasta 2012, se ofreció financiación barata a los bancos para que, a su vez, prestaran a los estados con tensiones de liquidez, entre ellos España. Ese círculo se quiere romper ahora para animar el consumo con la inyección de recursos en los bolsillos de los consumidores. La solución que se plantea sería recomprar esa deuda pública.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad