Castells endurecerá la normativa de las secciones de crédito de las cooperativas

stop

Economía destaca la voluntariedad de la fusión

Sin título

25 de febrero de 2010 (14:01 CET)

El departament d'Economia i Finances de la Generalitat considera que el proceso de fusión de las secciones de crédito de las cooperativas agrarias catalanas “es una integración voluntaria” que en estos momentos se está explicando a las entidades afectadas. La intención de la consellería que preside Antoni Castells es “dar más garantías a los depositarios, preservar y proteger los fondos de estas entidades”, ha indicado un portavoz.

Quizás por este motivo, el departament prepara actualmente un decreto que afecta directamente a las cooperativas con sección de crédito. Esta norma, que no se ha publicado aún pero que se ha consultado con los afectados, supone un endurecimiento de la normativa. Según ha podido saber Economía Digital, se aumentarían los requisitos de capitalización. Otro punto sería exigir que la sección de crédito no fuese la principal actividad de la cooperativa agraria. Un tercer aspecto es prohibir que los depósitos de la sección de crédito puedan servir de garantía de operaciones que realice la cooperativa agraria y finalmente se plantea que los llamados socios colaboradores, es decir, los que no son socios de la cooperativa agraria, no puedan superar el 30% del total. Además, se podría incluir un apartado en el que se prohibiese a las cooperativas agrarias hipotecar sus instalaciones.

En Economía i Finances ponen énfasis en incrementar las garantías de los depositarios de fondos en las secciones de crédito. Creen que la situación actual puede ser delicada ya que las entidades citadas no están supervisadas por el banco de España y que el dinero que manejan, unos 700 millones de euros en total, no están cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos. Se quiere en síntesis, “evitar en el futuro un exceso de riesgo para los depositarios”.

La solución de utilizar la caja rural de Castelldans como un receptáculo de las secciones de crédito con una capitalización inicial por parte del ICCA se plantea desde Economía i Finances como un proceso en el que se irían incorporando las entidades que así lo decidiesen.

En la Federació de Cooperatives son críticos con la iniciativa y recuerdan que en la Comunidad Valenciana, donde hubo hasta hace poco unas secciones de crédito de cooperativas agrarias, quedan actualmente unas 60 independientes y el resto se han ido incorporando a las cajas rurales de aquel territorio, justo después del endurecimiento de los requisitos aplicado por la Generalitat Valenciana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad