Catalunya volverá a crecer después de tres años de crisis, según CatalunyaCaixa

stop

El servicio de estudios de la caja sostiene que se crearán 20.000 puestos de trabajo gracias al aumento del consumo privado y de la inversión productiva. El PIB subirá 1,1 puntos y crecerá el 0,8%

26 de enero de 2011 (16:33 CET)

“Tenemos buenas noticias”. Con este optimismo ha iniciado el economista Josep Oliver la presentación del nuevo informe semestral sobre la situación y perspectivas de la economía catalana, elaborado por CatalunyaCaixa. La entidad de ahorros prevé que Catalunya crecerá el 0,8% y que se generarán 20.000 puestos de trabajo limpios, factor que, de cumplirse, reduciría ligeramente la tasa de paro hasta el 17,5%. La actual es tres décimas superior.

2011 será el primer año post crisis para Catalunya. El PIB catalán pasará del -0,3% de 2010 al 0,8% previsto, aunque aun habrá que esperar bastante para alcanzar los niveles de crecimiento y de generación de puestos de trabajo previos a 2008, según el responsable del estudio. “La situación  retrata un escenario de estabilización del crecimiento, pero aún no se pueden lanzar cohetes”.

La recuperación será lenta y se desarrollará en un contexto todavía de fuerte endeudamiento, según ha explicado Oliver, catedrático de economía aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona. Este escenario lleva apareados dos ajustes importantes.

El primero implica una progresiva recuperación de la confianza de los consumidores y empresas que debería compensar la retirada de los estímulos fiscales. En segundo lugar, el mayor dinamismo de las exportaciones jugará a favor de las empresas catalanas gracias a su cada vez mayor orientación exterior. Debido a ello, se esperan mayores inversiones. La complejidad del escenario internacional pone en cuarentena este capítulo tal y como reconoce el propio Oliver.

Leve reducción del paro

Estas variables permitirán incorporar a 20.000 personas al mercado laboral, por lo que en Catalunya trabajarán más de 3,1 millones de personas, el 0,5% más. Tirará del carro de la generación de ocupación el sector servicios. Este será el auténtico motor del mercado laboral con un crecimiento previsto del 1,1%. Más lenta será la recuperación en el sector industrial con crecimientos leves del 0,3% y aun habrá que esperar para ver incrementos en la construcción. El sector continuará mandando personas al paro: se destruirán el 1,4% de los puestos de trabajo, aunque el año pasado se perdieron el 12%. El acumulado desde 2008 alcanza el 40%.

Menos ahorro y más crédito


La estabilización del mercado laboral generará un mayor grado de confianza en la población que estimulará el consumo. La tasa de ahorro caerá del 14% en 2010 al 12,8%. Según el responsable del estudio “es más importante para el gasto de las familias que éstas no estén tensionadas por unas perspectivas negativas sobre su futuro laboral que la caída de la renta disponible”. CatalunyaCaixa cree que esta última variable se contraerá el 0,3% durante 2011; la variación en 2010 de la renda familiar fue del -3,1%.

En conjunto se espera que la riqueza de las familias catalanas permanezca estable. Por ejemplo, el precio del metro cuadrado de obra nueva sólo se reducirá el 0,2%. La llegada de inmigrantes caerá a plomo, con un crecimiento que rozará el 0% de manera que no se formarán nuevos hogares.

Respecto al flujo de crédito, factor considerado clave para la recuperación, Josep Oliver opina, personalmente, que la actual reforma del sistema financiero impactará positivamente al mejorar “la confianza de los mercados en bancos y cajas, con lo que ahora tenemos más posibilidades para que el crédito aumente”. “El Gobierno español -ha remarcado- está haciendo los ajustes necesarios”.

Esquivando preguntas

El representante de CatalunyaCaixa presente en el acto ha declinado pronunciarse sobre los nuevos requisitos de capital 'core' fijados hoy por el Ministerio de Economía. Xavier Segura, director del centro de estudios de la caja, se ha escudado, ante las insistentes preguntas, en que este no era el objeto del encuentro con los periodistas y en que “no soy el portavoz adecuado”. Sin embargo, sí ha declarado que “nos conviene el fortalecimiento de todas nuestras variables que pasa por seguir con el proceso de integración con el que nos hemos comprometido".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad