Catalunya ya supera los 600.000 desempleados

stop

23 de octubre de 2009 (09:12 CET)

Como si de una premonición se tratara, la consellera de Treball de la Generalitat, Mar Serna, pronosticó el miércoles que el número de parados en Catalunya podría llegar a las 600.000 personas a finales de año. Pues bien, no ha hecho falta ir tan lejos, puesto que la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre ha certificado que esta cifra estaba más cerca de lo inicialmente previsto. El paro en Catalunya aumentó en 5.300 personas, un 0,88% respecto al trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados alcanzó las 607.200 personas y la tasa de paro repuntó levemente hasta el 15,95%.

De los 607.200 parados en Catalunya en el mes de septiembre, 263.500 perdieron su empleo en los últimos doce meses. Los datos del tercer trimestre empeoran en la comunidad respecto al anterior, cuando se registró un descenso del desempleo en 20.800 personas.

Por sexos, los hombres continúan con una tasa de paro superior a la femenina, del 16,5% frente al 15,28% en las mujeres. Así, en Catalunya hay 345.200 hombres sin empleo y 262.000 mujeres en paro. Sin embargo, la tasa de actividad femenina está muy por debajo, en el 55,42%, frente al 70,31% en el caso de los hombres.

Entre julio y septiembre, Catalunya fue una de las comunidades en las que se generaron puestos de trabajo, un total de 9.600, mientras que en el conjunto de España se destruyeron 74.800 en el mismo periodo.

Asimismo, la comunidad encabezó el incremento de activos al mercado laboral en el tercer trimestre de 2009, en el que se incorporaron 14.900 personas, y la población activa rebasó los 3,8 millones.

Los resultados por provincias arrojan que Girona es la demarcación catalana con la tasa de paro más alta en el tercer trimestre, con un 16,93% y 68.600 desempleados. Le sigue Barcelona, con una tasa del 16,04% --también por encima de la media catalana-- y que concentra 441.300 parados.

En Tarragona, el número de desempleados se situó en 68.000 en el tercer trimestre, con lo que la tasa de paro alcanzó el 15,95%, mientras que en Lleida, con un 13,08% de paro, el número de personas sin empleo fue de 29.200.

Y, en España, 4,1 millones de desempleados

En el conjunto de España, el paro bajó en 14.100 personas en el tercer trimestre del año, el 0,3% en relación al trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados se redujo a 4.123.300 personas y la tasa de paro se mantuvo prácticamente invariable, en el 17,93%.

El dato es positivo si se tiene en cuenta que el paro subió en el segundo trimestre en más de 126.000 personas y que en los tres primeros meses del año la EPA contabilizó 802.800 parados más.

La tasa de desempleo, por su parte, pasa desde el 17,92% del segundo trimestre al 17,93% en el tercero, con lo que se mantiene como la más alta de la serie histórica comparable, que arranca en 2001. Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, no se alcanzaba un porcentaje de esta naturaleza desde el cuarto trimestre de 1998, cuando la tasa de paro llegó a situarse en el 17,99%.

Según los datos de Estadística, en los últimos doce meses el paro ha subido en 1.524.600 desempleados, un 58,7% más, cebándose más en los hombres que en las mujeres. Así, el paro masculino se incrementó en 937.300 desempleados en el último año, con un repunte del 69,2%, mientras que el femenino aumentó en 587.300 paradas, un 47,1% más.

De julio a septiembre se destruyeron 74.800 empleos (frente a los más de 145.000 destruídos en el segundo trimestre y los más de 700.000 del primero), alcanzando el número total de ocupados la cifra de 18.870.200 personas. La destrucción de empleo en este trimestre se concentró en los varones, con 87.600 ocupados menos, ya que entre las mujeres se crearon 12.800 puestos de trabajo. En el último año, el número de ocupados se ha reducido en 1.476.200 personas (-7,26%).

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, calificó el dato de "positivo", dijo que el Gobierno es consciente de que muchas familias "lo siguen pasando mal" y que antes de llegar al cambio de tendencia todavía puede subir el paro durante algunos trimestres.

En esta línea, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, auguró un "deterioro adicional" del desempleo en el futuro, por lo que pidió "cautela" ante los datos ofrecidos. Campa subrayó la intensidad del ajuste que está experimentando el mercado de trabajo, aunque destacó la moderación de su "mal comportamiento".

Entre las causas que explican la bajada del paro en el tercer trimestre, Campa citó la estacionalidad y las políticas que el Gobierno ha puesto en marcha, como el Plan E, aunque también se han registrado bajadas del desempleo en otros sectores no incluidos en dicho plan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad