CatalunyaCaixa agita la guerra de los pagarés al ofrecer el 4,15% anual

stop

NUEVA EMISION

Presentación resultados CatalunyaCaixa 2010

22 de noviembre de 2011 (17:38 CET)

CatalunyaCaixa agita la guerra de los pagarés con una emisión que ofrece hasta el 4,15% de interés anual en función de los plazos. La entidad financiera ofrece papel con vencimientos a seis, 12 y 18 meses. La rentabilidad, de las más altas que ofrecen las numerosas entidades financieras que han lazado pagarés estos últimos meses, está condicionada al plazo de la emisión y a la cantidad contratada.

Para conseguir el tipo máximo, la caja de ahorros catalana exige contratar los títulos a 18 meses y una inversión mínima de 20.000 euros. Por debajo de esa cantidad, paga el 3,5% a 12 meses y el 3,75% a 18. Si se superan los 20.000 euros, los rendimientos suben hasta el 4% a un año y al citado 4,15% a un año y medio. La entidad tiene un programa de emisión en pagarés de hasta 2.100 millones de euros vigente desde el pasado 6 de octubre.

El nominal de cada título es de 1.000 euros, la inversión mínima son 5.000. La emisión está libre de comisiones por la compra, el mantenimiento y la administración de los valores.

Captar pasivo sin penalización

La entidad catalana controlada por el Frob aviva así a la guerra de los pagarés desatada hace unas semanas como fórmula elegida por la banca para captar pasivo sin tener que someterse a la nueva norma aprobada por el ministerio de Economía para penalizar los depósitos de alto rendimiento.

Los pagarés tienen menos protección jurídica en caso de concurso de la entidad emisora respecto a los depósitos, pero están exentos de la aportación extra de la entidad emisora al Fondo de Garantía de Depósitos que exige el Gobierno en las imposiciones remuneradas con extratipos. Sólo en octubre, los bancos y cajas españolas han emitido 14.500 millones en pagarés.

Los pagarés son títulos de renta fija emitidos al descuento. Por lo tanto, su rentabilidad es la diferencia entre el importe de la suscripción (valor efectivo) y el precio de amortización al vencimiento.

Los pagarés no son ni mucho menos nuevos en el mercado español. Lo que ocurría era que se colocaban casi exclusivamente entre institucionales; ahora, la novedad es que, ante la sequía de liquidez de la banca -que no pueden recurrir al mercado mayorista para financiarse-, las entidades se han lanzado a colocarlos entre sus clientes a través de sus amplias redes de oficinas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad