CatalunyaCaixa busca socio para convertirse en banco

stop

Adolf Todó define el posible accionista como "temporal, estable y de referencia”

Adolf Todó

01 de febrero de 2011 (10:46 CET)

Adolf Todó, director general de CatalunyaCaixa, ha admitido en una entrevista en TV3 que la entidad tiene asumido que se convertirá en banco: “Lo más natural es que nosotros, como todos, acabaremos siendo banco", aunque todavía se debe tomar la decisión en el consejo de administración y la asamblea.

Ha destacado que el accionista principal de CatalunyaCaixa es su obra social, y que "el nombre no hace la cosa, lo importante es la esencia", que es la proximidad al cliente y la obra social. No obstante, ha avanzado efectivamente que si la entidad se transforma en banco el socio deberá ser "temporal, estable y de referencia".

Todó se ha mostrado convencido de que CatalunyaCaixa cumplirá las exigencias de capital del Gobierno con la vehiculación de su actividad financiera a través de un banco, y ha opinado que "el Banco de España, a los que tenía que intervenir ya los intervino".

Ha calificado de "bueno" contar con un marco de referencia más definido, aunque ha matizado que el nuevo decreto que está preparando el Ejecutivo "se podía haber sacado antes y no habríamos tenido que correr tanto", y habría sido mejor contar con reglas del juego "iguales para todos --bancos y cajas--".

Sobre una posible fusión con Banco Sabadell, ha negado que haya habido conversaciones, y ha considerado que CatalunyaCaixa tiene "dimensión suficiente para tener presencia en los mercados internacionales" con su proyecto tras la fusión entre Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa, que en sus primeros seis meses de integración ha generado un volumen de negocio de 1.000 millones de euros y captado 125.000 clientes.
Respecto al peso del sector inmobiliario, ha explicado que la cartera inmobiliaria de la entidad se ha rebajado en 900 millones en 2010, en un año que ha seguido habiendo entradas de activos, pero ha habido más salidas.
Tras la venta de la participación en Repsol, Todó ha recordado que Gas Natural también es un activo no estratégico disponible para la venta "cuando llegue al valor que creemos adecuado".

En referencia al contexto económico, ha opinado que España, el sector y la propia CatalunyaCaixa están "a mitad de camino" de salir de la crisis, y ha argumentado la propuesta de la dirección de la caja que dirige para rebajar un 5% el sueldo: "Más vale anticiparse en las decisiones --con una rebaja temporal recuperable en tres años-- que al final alguien te diga qué has de hacer, cuándo y cómo. Ha añadido que si hay pacto con la plantilla, el salario de los directivos también se bajará.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad