CatalunyaCaixa despedirá a 330 empleados más de los pactados

stop

BANCA

Adolf Todó

18 de mayo de 2011 (18:23 CET)

CatalunyaCaixa ha cerrado un pacto con los sindicatos de la entidad para reducir plantilla en 330 personas mediante bajas voluntarias, han informado fuentes sindicales.

La medida es una ampliación del ERE para 1.300 personas pactado en 2010 por la fusión entre Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa, y responde a la necesidad de la entidad de reducir su estructura.

La nueva reducción de personal ya cuenta con candidatos, ya que la iniciada el pasado año tuvo más voluntarios de los 1.300 previstos inicialmente.

Las condiciones de salida para los empleados que acepten irse ahora son las mismas que se acordaron antes de la fusión, y el calendario de bajas adicionales contempla unas 250 este año y 80 en 2012.

Servicios centrales

El acuerdo firmado el miércoles prevé que la mayoría de 250 bajas de este año afecten a los servicios centrales, y las 80 de 2012 se han fijado ante la posibilidad de que la caja dirigida por Adolf Todó cierre entre 40 y 70 oficinas adicionales el próximo año.

Las fuentes han destacado que también se ha firmado un documento de garantías para los trabajadores que se queden en plantilla, de forma que no pierdan sus condiciones laborales actuales aunque la caja se transforme en banco.

Hasta ahora, CatalunyaCaixa estaba en proceso de reducir plantilla en las citadas 1.300 personas --proceso que finalizará este mes de junio-- y la red de sucursales en 395 oficinas para redimensionarse a una estructura de 1.215 oficinas y 8.000 empleados, lo que con el nuevo pacto queda ampliado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad