CCOO acusa a decisiones políticas de torpedear la unión de cajas de ahorros

10 de marzo de 2010 (11:41 CET)

La primera reacción al anuncio de separación de Caixa Girona del proceso de fusión de las cajas de Terrassa, Sabadell y Manlleu ha puesto el dedo en la llaga. Comisiones Obreras, sindicato mayoritario en el sector de las cajas de ahorro, ha culpado a intereses políticos e incluso de grupos de presión de haber torpedeado el proceso.

Carles Domingo, responsable de cajas de CCOO en Catalunya ha sido claro: “hemos mostrado nuestra preocupación porqué parece que decisiones de tipo político o económico puedan poner en peligro los objetivos primordiales en este momento, que son dar mayor solidez a las cajas de ahorros, asegurar el modelo y la naturaleza jurídica de estas entidades, especialmente de su función social y contribución al desarrollo territorial y, también, resaltamos la importancia de tener unas entidades sólidas que contribuyan a dotar de crédito a nuestra economía para que las empresas sigan y se evite el paro”, ha dicho Domingo.

En un comunicado, el sindicato se manifiesta en favor de mantener la independencia de las cajas fuera de injerencias políticas o de “grupos de presión”.

Aunque los responsables de CCOO no han querido profundizar en su denuncia, a nadie se le escapa que en Caixa Girona se da un peso decisivo de la Diputación Provincial, presidida por ERC, y que por ejemplo el nuevo presidente es del PSC mientras que CDC tiene un peso importante en la representación de las entidades fundadoras.

Respecto a los efectos que la retirada de Caixa Girona pueda tener en el plan laboral aprobado, los responsables sindicales creen que será poco en el apartado de condiciones laborales, aunque supondrá tener que retocar todo el plan inicial aunque la percepción existente en el sindicato es que no afectará de forma importante porqué la actividad de Caixa Girona está muy centrada en su territorio natural.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad