Chic&Basic facturará hasta un 60% más en 2010

stop

Abre en febrero de 2010 su segundo hotel en Barcelona

Sin título

27 de octubre de 2009 (18:26 CET)

El grupo hotelero con sede en Barcelona Chic&Basic no entiende de crisis y proyecta aumentar el número de habitaciones que gestiona hasta las 280 habitaciones, una expansión que le llevará a incrementar su facturación hasta un 60% en 2010, de manera que de los 5 millones de euros previstos en 2009 pasará a los 8 millones de euros en 2010.

Chic&Basic, empresa participada por Ueacsa, una patrimonial de Cambrils, y por los socios fundadores de la firma hotelera, Hugo Bertrand y Albert Montesinos, gestiona en la actualidad 4 hoteles –2 en Madrid, uno en Barcelona y otro en Ámsterdam- así como 2 hostales en Madrid y Barcelona y un total de 31 apartamentos turísticos en estas dos mismas ciudades.

La cadena, pese al adverso contexto económico, no frena sus planes de expansión y en la actualidad remodela –junto con el estudio de arquitectura La Granja- el apartotel Gutenberg de la Rambla de Santa Mónica para comenzar a comercializarlo a partir de febrero de 2010 como un hotel de 3 estrellas con un total de 98 habitaciones.

Durante el próximo año la cadena también abrirá un hotel en Lisboa y otros dos hostales en Madrid y Granada, mientras valora ubicaciones y posibles inversores en ciudades europeas como Berlín, Londres, París o Viena.

“Contamos con un pool de inversores tanto en España como en Europa que confían mucho en este modelo”, apunta Hugo Bertrand, uno de los socios fundadores de Chic&Basic. “Básicamente son family offices que compran propiedades y buscan un operador que gestione estos activos que dan una rentabilidad de entre un 6% y un 7%”.

De esta manera, la estrategia futura de la cadena se basará en “invertir en gestión”, un modelo de crecimiento que requiere de menores inversiones, para así conseguir que la marca Chic&Basic crezca de manera rápida y consistente.

“Dignificar” los hoteles y hostales de rango medio
“Nuestro propósito es dignificar los hoteles y hostales de rango medio”, señala Bertrand, un segmento en el que es difícil crecer en Barcelona, con las restricciones para abrir establecimientos de este tipo en distritos como Ciutat Vella. De esta manera, las oportunidades están en hostales ya existentes, “que son pocos y muy rentables”, con lo que las opciones son limitadas.

Bertrand define este modelo de negocio como ‘low cost’ o ‘limited service’, un segmento en el que “el cliente dispone de un alojamiento de mucha calidad por un precio competitivo y en el centro de las ciudades”. 

Este modelo posiciona a Chic&Basic en un nicho de mercado en el que ya juegan otros operadores como Roommate y lo aleja de otras cadenas ‘low cost’ como Ibis o NH Express, que tienden a situarse en la periferia de las ciudades. 

Los números, por el momento, están acompañando a Chic&Basic que arroja durante este complicado 2009 una ocupación media del 74%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad