Cierra Burberry y despide a casi 300 empleados

stop

Sin título

17 de febrero de 2010 (11:33 CET)

La enseña de moda Burberry anunció este miércoles el cierre de su filial Burberry Spain, lo que supondrá el despido de los casi 300 empleados que trabajan en el centro del polígono industrial del Bon Pastor en Barcelona.

   Esta decisión, que implica la desaparición de la filial que hasta ahora se encargaba del diseño y la comercialización de las colecciones exclusivas para el mercado español, deriva del descenso "importante" de las ventas en España, que se traducirán en pérdidas en el presente ejercicio, según informaron fuentes de la compañía.

La medida ya tuvo una primera parte el año pasado con el anuncio de 230 bajas en las instalaciones de Barcelona, lo que implicó una reducción de personal del 22%.

   A pesar del anuncio de cierre, la multinacional británica mantendrá en España su filial Burberry Retail, también con sede en Barcelona, encargada de la colección internacional, y una plantilla de unas 450 personas que conforman su estructura comercial.

   "Las ventas actualmente son demasiado bajas para cubrir los costes asociados a estas colecciones", insistió la marca en un comunicado, en el que reiteró su apuesta por mantener su presencia en España a través de tiendas propias, concesiones en grandes almacenes y tiendas multimarca.

   Burberry comunicó hoy al comité sus planes de presentar próximamente un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para la totalidad de la plantilla del centro barcelonés desde donde se distribuye la colección española. La última de éstas que llegará a las tiendas será la de otoño-invierno de 2010.

   La empresa insistió en que España "sigue siendo un mercado clave para el grupo". La desaparición de la colección propia de España servirá para "alinear la actividad con el modelo de negocio de Burberry en el resto del mundo y garantizar su futuro a largo plazo", informó la marca en un comunicado.

   La colección internacional de Burberry tiene un perfil de gama alta, formada por artículos de lujo y de precio superior a la colección que se destinaba en exclusiva al mercado español.

   Las ventas en canal minorista y canal multimarca en España en el ejercicio 2008-2009 ascendieron a unos 167 millones de euros. En los primeros seis meses, las ventas en España bajaron un 37%.

   La multinacional cerró 2009 con una red de 127 establecimientos propios, 255 concesiones, 47 outlets, 96 franquicias y venta a través de Internet en 25 países.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad