Cobo carga contra Aguirre por su oposición a que Rato presida Caja Madrid

stop

Dice que "nunca vio tanta hipocresía"

26 de octubre de 2009 (10:26 CET)

Sube el tono en la guerra abierta por el control de Caja Madrid. Manuel Cobo, vicealcalde de Madrid no se ha mordido la lengua en una entrevista que ha concedido a El País y ha tildado “de vómito” lo que “personas cercanas, hoy, a Esperanza Aguirre” están haciendo para evitar que Rodrigo Rato sea presidente de Caja Madrid. 

Cobo denuncia igualmente la "hipocresía" de la presidenta del PP de Madrid y de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y de su entorno, con los que está enfrentado desde hace años.
"Lo que están haciendo con Rato no tiene nombre (...). Los que no han dado a mi partido más que malas noticias y rumores de las peores cosas no pueden poner en este espectáculo de la miseria humana a Rodrigo Rato", añade el vicealcalde.

El 'número dos' de Alberto Ruiz-Gallardón, que dice estar de acuerdo con Javier Arenas en que Rato "sería un lujo para la Presidencia de Caja Madrid", no cree que la polémica sobre la caja en el seno del PP vaya a afectar a su presidente, Mariano Rajoy.

Más aún, cree que "saldrá bien parado seguro" y que "a pesar de todos los problemas que le ponen cada día encima de su mesa, a pesar de todo lo que haga el PSOE y los o las que, por ambición personal, intoxiquen, filtren, compren o manipulen, Rajoy será presidente del Gobierno". 

Y de paso, da un capón al secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, al que considera "el listo útil en esta tragicomedia. "Todo Madrid y todo su partido -afirma- saben que ha pactado el reparto de esa tarta que son los puestos de dirección de Caja Madrid". 

Al margen de Caja Madrid, Cobo repasa la actuación de Aguirre y los suyos y la situación de su partido en Madrid. 

Comienza por recordar el supuesto espionaje al que fue sometido -sobre el que decidirán los tribunales- y dice, eludiendo en la frase un sujeto al que casi todo el mundo puede identificar, que "intentaron encontrarme algo que me hiciera dependiente de ellos, a través de esa 'gestapillo' que montaron y espiándome como espiaban a Alfredo Prada".

Pasa luego a poner en duda el liberalismo del que presume Aguirre: "Una cosa es ser liberal y otra muy distinta decirlo. Nunca he oído a nadie decir más veces que a Aguirre 'soy liberal'. Hola, soy Esperanza Aguirre, soy liberal. Siempre lo dice, soy liberal".

En este punto pide que se compare cuándo había más pluralidad en Telemadrid, si antes con Ruiz-Gallardón o ahora con Aguirre, y se refiere a la intervención del actual Gobierno regional en Ifema y la Cámara de Comercio señalando que "nadie ha visto mayor intervencionismo que el que ha habido en este periodo y ya no engañan a nadie". 

En clave de partido, destaca que el PP regional dirigido por Aguirre mantiene más de 20 gestoras en niveles locales "y no pasa nada". 

Cuando es preguntado por qué nadie ha denunciado nada de esto contesta: "Da igual lo que se diga en público, hemos llegado a la mayor hipocresía"; y añade: "Algunos pretenden que esto empiece a ser no 'El silencio de los corderos', sino 'el silencio de las gallinas', que callan en público y no dejan de cacarear en privado", asevera en la entrevista con el citado diario. 

Las posibles consecuencias de la entrevista
Sobre las consecuencias de esta entrevista confiesa que "hubiera preferido que no fuera necesario decir todo esto", pero aún así continúa: "a los otros, a los sin escrúpulos, si reaccionan como lo han hecho en ocasiones anteriores, no contraargumentarán, sacarán la brigada acorazada y buscarán, como se hacía en el fascismo y el comunismo, algo de mí, de Gallardón o de mi familia que sea difamatorio o injurioso". 

Cree que "buscarán, porque ya lo hicieron antes, algún 'trapo sucio', alguna foto mía con Zapatero, o de alguien con alguna señora o señor que piensen que compromete... Lo que sea para desacreditar a las personas, no las ideas. Pero da igual, busquen lo que busquen no conseguirán cambiar la veracidad de una sola coma de lo que he dicho". 

"Ojalá esta vez no lo hagan así y se den cuenta del enorme daño que están haciendo al PP y a España. Aunque cada vez más gente los ve como a 'Los Otros'", concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad