¿Cómo puedo saber si figuro en la 'lista negra' de morosos?

stop

Una guía para conocer a fondo Asnef, el principal fichero en España que recoge los datos de las personas con deudas impagadas; un grave problema para conseguir financiación de cualquier tipo 

Protesta en Santiago de Compostela por la morosidad en los pagos de diversas empresas / EFE

24 de octubre de 2015 (10:04 CET)

Acabar en un registro de morosos puede traer más problemas de los que uno imagina. Las entidades de crédito consultan estos ficheros antes de conceder financiación como préstamos personales o tarjetas y figurar en ellos es sinónimo de rechazo. En España existen varios ficheros en los que se anotan los incumplimientos de obligaciones de pago de los clientes, aunque el más conocido es Asnef.

Resolvemos, a continuación, cinco dudas frecuentes acerca del registro de morosos más popular de España de la mano del comparador HelpMyCash.com.

¿Qué requisitos hacen falta para que nos incluyan en Asnef?

Para acabar incluidos en un registro de morosos el único requisito que hay que cumplir es no haber satisfecho el pago de una deuda. Por ejemplo, no haber pagado las letras de la hipoteca, las cuotas de un préstamo o tener una factura impagada con nuestra operadora de móvil son motivos suficientes.

¿Es obligatorio que nos notifiquen la inclusión?

La Ley Orgánica 5/1992 de Regulación del tratamiento automatizado de los datos de carácter personal establece que los afectados deberán ser notificados en un plazo máximo de 30 días desde su inclusión en el registro. El problema es que en muchas ocasiones el deudor nunca es informado de que ha sido incluido en el fichero porque los avisos se acaban extraviando o bien llegan a direcciones antiguas y puede acabar enterándose años después cuando vaya a solicitar un crédito o le denieguen una tarjeta.

¿Cómo podemos saber si nuestro nombre figura en el registro?

En caso de sospecha, no está de más indagar un poco para saber si realmente nuestro nombre ha sido anotado en el fichero. Averiguar si nuestros datos están en Asnef es sencillo. La opción más rápida es acceder a través de la página web de Equifax, la empresa que gestiona esta lista, introduciendo el NIF y el número de referencia que aparece en la esquina superior izquierda de la carta de inclusión que deberíamos haber recibido.

En caso de haber perdido  la notificación o de no haberla recibido nunca, también se puede acceder al registro  a través del Servicio de Atención al Consumidor mediante fax, e-mail o por correo postal. Para ejercer el derecho de acceso habrá que especificar en el escrito el nombre y los apellidos o la razón social de la empresa, el DNI, NIF o CIF, y la dirección del domicilio al que queramos que se remita la respuesta. Además, habrá que adjuntar una fotocopia de un documento de identidad.

Aunque Equifax especifica que se dará respuesta a la solicitud con la mayor brevedad, la ley establece un plazo máximo de un mes para permitir a los titulares acceder a sus datos personales.

La tercera opción es acudir a nuestro banco. Las entidades de crédito tienen acceso al fichero de morosos, así que podemos preguntarle a nuestro gestor si estamos incluidos.

¿Cómo podemos salir del fichero?

La respuesta es muy sencilla: satisfaciendo la deuda. Son las entidades acreedoras las que deciden sobre si procede o no cancelar los datos del titular de la deuda, así que a menos que se satisfaga la deuda, su respuesta será que no. En cualquier caso, podemos solicitar la rectificación o la cancelación de nuestros datos dirigiéndonos a Equifax, ya sea por fax, por e-mail o por correo postal, pero una vez más la última palabra la tendrá la entidad acreedora que haya incluido nuestros datos en el registro. El plazo de respuesta es de 10 días, sea o no sea favorable.

¿Durante cuánto tiempo pueden estar nuestros datos incluidos en Asnef?

La ley establece un máximo de seis años. Es decir, que solo se podrán anotar deudas que no tengan una vigencia superior a los seis años y no podrán mantenerse las que hayan superado ese plazo.

¿Cómo financiarse si uno está en la Asnef?

Si hemos acabado en un registro de morosos, será complicado conseguir financiación. El acceso al crédito bancario lo tendremos vetado hasta que satisfagamos la deuda pendiente, pero podemos acudir a otras fuentes de financiación que sí conceden préstamos a clientes en Asnef. Las más conocidas son los minicréditos online que permiten conseguir hasta 900 euros por Internet en cuestión de minutos.

El plazo de amortización de estos préstamos es de como máximo un mes, aunque hay excepciones, y pueden resultar útiles en casos puntuales como pagar una multa de tráfico o evitar un descubierto, pero en ningún caso como fuente de financiación habitual. Actualmente hay ofertas que permiten conseguir minipréstamos sin comisiones ni intereses, como en el caso de Vivus, o al 50 %, como en ¡QuéBueno!.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad