Competencia pone contra las cuerdas el modelo de Mediapro

16 de abril de 2010 (20:45 CET)

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) hizo pública este viernes una resolución que pone la continuidad del actual modelo de explotación de los derechos de emisión de las competiciones futbolísticas en España que instauró Mediapro, el grupo encabezado por Jaume Roures, contra las cuerdas.

En resumen, la CNC decreta prohibidos y nulos los contratos en vigor suscritos entre los operadores de televisión y los clubes de fútbol para la emisión de partidos que tenga una vigencia superior a tres años a partir de la temporada 2012/2013 y siguientes.

En su resolución, Competencia entiende que los contratos entre clubes de fútbol y operadores para la adquisición de los derechos audiovisuales de fútbol de Liga y Copa por más de tres temporadas son anticompetitivos como lo son los derechos de tanteo y retracto y de prórroga que permiten prolongar la duración del contrato más allá de esa duración máxima.

En este sentido, el organismo regulador entiende que tal y como está planteado el sistema de compra-venta de derechos futbolísticos en España existe un "enorme incentivo" para que los operadores que adquieren de los clubes sus derechos audiovisuales los agrupen o pongan en común para así obtener una explotación óptima, por lo que la competencia se reduce.

Para compensar estos "efectos de cierre de mercado", la CNC establece una duración máxima de tres años y elimina la posibilidad de establecer prórrogas, de forma que los distintos operadores puedan competir más a menudo para hacerse con los derechos de los clubes futbolísticos.

No obstante, Competencia considera que de aplicar inmediatamente esta doctrina las "consecuencias negativas" para los consumidores serían superiores a las ventajas, por lo que de plazo hasta la temporada 2012/2013 a los operadores para que renegocien con los clubes los contratos y resuelve que los contratos cuya vigencia no supere la temporada 2011/2012 se consideren compatibles con el Derecho de la competencia.

Para poner sólo un ejemplo de lo que la sentencia puede suponer para Mediapro, sólo hay que recordar que en 2006, el grupo de Roures y el Fútbol Club Barcelona firmaron un acuerdo de siete años de duración por el cual el club catalán ingresaría 1.000 millones de euros, el doble de lo que percibía hasta entonces en este concepto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad