Comsa Emte mira al extranjero para crecer de forma “razonable”

Sin título

21 de octubre de 2009 (14:32 CET)

Las constructoras catalanas Comsa, propiedad de la familia Miarnau, y Emte, empresa de la familia Sumarroca, han dado otro paso más en su proceso de integración. Este miércoles, Jorge Miarnau, presidente de la nueva empresa, y Carles Sumarroca, vicepresidente, han presentado la estructura y la imagen corporativa de la sociedad y han explicado sus planes de futuro.

La nueva sociedad tiene un plan estratégico a cinco años en el que figuran dos objetivos principales. El más inmediato es consolidar el proceso de integración de las dos compañías, reto para el que las partes se han dado un plazo de dos años.

En los tres siguientes, Comsa Emte se dedicará a intentar conseguir su segundo objetivo: crecer de forma “razonable” hasta llegar a una facturación aproximada de 3.000 millones de euros (actualmente se sitúa en los 2.207 millones). Para conseguirlo, la compañía quiere ampliar su presencia en el mercado internacional, de forma que esta partida suponga en 2014 unos ingresos de 750 millones de euros. “En el mercado español la situación no es muy halagüeña y la unión sirve para tener más opciones de liderazgo en más países”, comentaba Carles Sumarroca.

Básicamente, Comsa Emte quiere crecer en los países en las que ya está presente, como Brasil, Chile o Argentina y presentarse a algunos concursos en otros. Por ejemplo, en Estados Unidos, donde la empresa podría aportar su experiencia si finalmente el gobierno federal decide construir líneas ferroviaris de alta velocidad.

Por lo demás, la nueva compañía está dividida en cuatro grandes àreas: Infraestructuras, cuyo consejero delegado será Jorge Miarnau; Medio Ambiente, Servicios y Logística, al frente de la cual está Carlos Sumarroca; Ingeniería, con José Miarnau, y Concesiones y Energías Renovables, con Juan Miarnau de responsable.

La nueva empresa tiene una plantilla de 8.680 personas, que los directivos no tienen intención de reducir, una deuda de entre 250 y 300 millones y una cartera de obra de 3.000 millones. Comsa Emte dedica un 80% del dividendo a reinversión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad