Un comercio celebra el Black Friday. EFE/Orlando Barría

Consejos para gestionar las finanzas durante el Black Friday

stop

Tres recomendaciones para llegar bien a fin de mes y aprovechar el aluvión de ofertas que se avecina en el Black Friday 2018

Barcelona, 18 de noviembre de 2018 (11:19 CET)

Se avecina el Black Friday 2018, lo que tiene a muchos españoles en labores de preparación para aprovechar el aluvión de descuentos que los comercios promocionarán durante la temporada de rebajas del otoño.

Las ofertas que aparecen en esta fecha tan señalada (y en el Cyber Monday que se celebra posteriormente) son muy atractivas, pero más de un consumidor se pasa de frenada al comprar y, cuando llega el fin de mes, se da cuenta de que gastó más de lo que podía permitirse.

Para que eso no ocurra, desde el comparador financiero Help My Cash recomiendan tres sencillos consejos que ayudarán a gestionar bien las finanzas personales durante estos días de rebajas.

1. Hacer una lista de compra y fijar un presupuesto

En primer lugar, es importante saber exactamente qué se quiere comprar y ceñirse a esa lista, para así no gastar dinero en artículos que no son necesarios. Aun así, desde Help My Cash reconocen que es difícil resistirse a las gangas que se pueden ver durante el Black Friday, así que recomienda reservar una suma determinada a posibles caprichos de última hora.

En cuanto al presupuesto, habrá que pensar cuánto dinero se tiene previsto gastar en total y en cada compra, y no superar esa cifra por muchas ofertas que se encuentren. Lógicamente, hay que mantener congelada una parte del saldo de las cuentas para llegar sin problemas a fin de mes y, si queda margen, también para ahorrar.

2. Financiar las compras de forma inteligente

En segundo lugar, si se decide pagar las compras a plazos para no afrontar su coste de golpe, se debe ir con mucho cuidado para no endeudarse más de la cuenta.

Lo ideal es que las cuotas de todos los créditos que se pidan durante el Black Friday y de los que ya tengamos vigentes no sumen más del 35% de los ingresos mensuales netos. Si financiar una compra hace superar ese porcentaje, es mejor que no se lleve a cabo.

Asimismo, es conveniente fijarse bien en las condiciones que se ofrecen: el interés aplicado, las comisiones, etc. Si se tiene tiempo, Help My Cash aconseja comparar el préstamo que ofrece la tienda con los concedidos por los bancos y otras entidades financieras, pues así se podrá ver quién daría un crédito más barato.

En cambio, si se opta por utilizar una tarjeta de crédito, este comparador bancario recomienda usar la modalidad de pago a fin de mes, con la que no se devengan intereses. En caso de usar la de pago aplazado, es importante no seleccionar una cuota demasiado baja o un período de reembolso muy largo, pues eso incrementaría innecesariamente la deuda y se podría tardar mucho tiempo en saldarla.

3. Siempre se debe comparar ofertas

Y para terminar, desde HelpMyCash.com señalan que no hay que quedarse con la primera oferta que salte al ojo, sino que es necesario compararla con la de otros establecimientos.

De este modo, los consumidores se asegurarán de pagar lo mínimo posible por el nuevo móvil, por unos vaqueros o hasta por los regalos de Navidad. En ese sentido, Internet y las redes sociales pueden ayudar a dar con las mejores promociones.

Además, puede ser conveniente mirar con antelación cuál es el precio original de los productos que interesen. Es de dominio público que muchas tiendas hacen la trampa de encarecer sus artículos justo el día antes del Black Friday para que sus descuentos parezcan mayores, así que cualquier precaución es poca para no caer en sus artimañas publicitarias.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad