Corbacho limita a 30 días el tiempo que un parado puede rechazar un trabajo u formación

stop

REFORMA LABORAL

Celestino Corbacho

23 de agosto de 2010 (11:00 CET)

El gobierno sigue endureciendo su postura respecto al paro. La nueva vuelta de tuerca es la reducción de 100 a 30 días del período en que un desocupado puede optar por aceptar o rechazar formación u ofertas de empleo.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha anunciado que la intención del Gobierno es rebajar el "periodo de gracia" con el que cuentan los parados para rechazar cursos de formación u ofertas de empleo una vez inscritos en los servicios públicos de empleo.
   "No parece razonable, si queremos en un futuro ir a potenciar las políticas activas de empleo, que haya periodos largos en los que una persona no tenga que aceptar una oferta de trabajo si se produce", declaró el ministro.

   Para Corbacho, esos 30 días parecen un periodo "razonable" para que el parado "se resitúe" después de perder su empleo y empiece a participar en cursos de formación e itinerarios y aceptar las ofertas de empleo realizadas des de los servicios públicos de empleo.

   El ministro también considera "razonable" que a una persona que no acepte ni formación, ni itinerarios ni ofertas laborales se le niegue la prestación por desempleo. "En estos supuestos es razonable que sea incompatible la prestación", dijo Corbacho, que recordó que, aunque estos casos ya pueden darse con la legislación actual, existen "lagunas" que el Gobierno quiere precisar.

   El Ejecutivo quiere introducir estos cambios en el texto de la reforma laboral, que ahora se encuentra en el Senado. De hecho, el Grupo Socialista ya ha incorporado una enmienda en esta dirección, lo que ha ocasionado críticas de las centrales sindicales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad