Intereses del 2.000%: el negocio redondo de los créditos rápidos.

Intereses del 2.000%: el negocio redondo de los créditos rápidos

stop

Varias entidades, como Vivus y Québueno, ofrecen créditos de hasta 1.000 euros por días, sin condiciones pero sí con intereses

Barcelona, 15 de agosto de 2018 (04:55 CET)

Un anuncio televisivo, que se emitía hasta hace bien poco, mostraba un niño preguntándole a su madre si le iba bien que esa semana se le rompieran las gafas. Con el eslogan “las cosas vienen cuando vienen”, lo que quería decir era que si tienes un imprevisto, puedes acudir a un crédito rápido. Y así es, sin preguntas, sin condiciones, pero con intereses, con muchos intereses.

Hemos analizado los créditos rápidos que se comercializan actualmente, y los intereses rozan en algunos casos el 2.000%. Cogiendo las gafas del niño, o dos entradas para ver los Rolling Stone, como rezaba otro anuncio de la misma entidad, si pides 300 euros para devolver en 30 días, tendrás que pagar 84 euros de intereses. El interés, en tasa anual (TAE), es de más del 1.900%. Da para otras gafas, vamos.

Crédito rápido de creditocajero.es

Crédito rápido con un interés del 1.900% TAE

Este cálculo está hecho con Créditocajero.es, una de las muchas entidades de créditos rápidos online que han irrumpido en España. El anuncio no era suyo sino de Vivus.es, algo más conocida –gracias a las campañas publicitarias, de hecho–. El primer préstamo, de hasta 300 euros, es gratis –sin intereses, se entiende–, pero luego los intereses superan el 400%.

Haciendo una prueba, si necesitáramos 600 euros para devolver en un mes, sin condiciones, la opción más barata nos costará más de 100 euros de intereses, y otras incluso más de 200. Veamos:

Vivus, el más popular

Es la opción más económica, aunque tendríamos que terminar devolviendo más de 711 euros. El interés TAE es del 223%. Vivus ofrece ventajas como el pago en fin de semana y pago directo, en 15 minutos, a cuentas de los principales bancos de España: el Santander, el Popular, Bankia, Bankinter, Unicaja y Kutxabank.

Québueno, primer mes gratis pero…

Como Vivus, Québueno ofrece el primer préstamo sin intereses, para captar clientes para su base de datos. Su TAE, para el mismo crédito sin condiciones de 600 euros, es del 356%, por lo que pagaríamos 178 euros de intereses. Solo tienen línea directa con Bankia.

Cashper llega a más bancos

Ofrece un máximo de 600 euros, por lo que no podríamos pedir más aunque quisiéramos. Al final pagaríamos 785 euros, con un TAE del 370%. La ventaja que tiene Cashper sobre los dos anteriores es que tiene convenio para el pago directo con el Sabadell y BBVA, además de con Bankia y el Santander.

LunaCredit, hasta 1.000 euros

Esta entidad nos deja pedir hasta 1.000 euros. Para 600, el TAE que aplica LunaCredit es del 396%, por lo que pagaríamos 198 euros de intereses en 30 días. Tiene pago directo con Caixabank, BBVA y el Santander.

Solcredito, sin acuerdos con la banca

Solcrédito ya nos cobraría más de 200 euros de intereses, con un TAE del 420%. Además, no ofrece pago directo a ninguno de los principales bancos de España. La ventaja que tiene respecto a otros es que, de los citados hasta ahora, es el único que deja pedir el préstamo rápido a partir de los 18 años. En el resto, la edad mínima es entre 20 y 22 años.

Kredito24, a partir de 18 años

Con una oferta muy parecida a Solcrédito, Kredito24 tiene una oferta muy parecida: el mismo TAE, con lo que terminaríamos devolviendo 810 euros, también a partir de los 18 años. La ventaja, para los clientes de Bankia, es el pago directo a su cuenta.

Viaconto, caro pero con convenios

Viaconto es el último analizado para 600 euros a un mes. El interés es el mismo que los últimos dos, aunque tiene dos ventajas: el primer préstamo es gratis y tiene pago directo a BBVA, Caixabank, ING y Bankia. Su edad mínima es de 21 años.

Créditos fáciles con una sola condición

Estas son las principales ofertas de créditos rápidos. Es decir, los que se dan en minutos sin pedir nómina, aval ni ningún papel. La única condición, que la entidad revisa proactiva y rápidamente, es que el titular del crédito no aparezca en las principales bases de datos de morosidad, como Asnef y Experian.

Los plazos van desde 24 horas a un mes, y las cantidades no suelen exceder de 1.000 euros, aunque en algunos casos no pasan de los 600 euros. Luego están los créditos de hasta 6.000 euros y un año de devolución, que ofrecen entidades como Cofidis o algunos bancos tradicionales, como Evo, pero ya piden alguna garantía.

¿Por qué los créditos rápidos son tan caros?

Precisamente las garantías, o la falta de ellas, es lo que explica que los créditos rápidos online tengan interesas tan altos. El hecho de que no las pidan se traduce en una morosidad por encima del 20%, por lo que los altos intereses de los que devuelven el crédito va en parte para pagar por los que nunca lo retornan. Además, al tratarse de importes pequeños, los márgenes en cifras absolutas son también reducidos.

Pero lo que está claro es que los intereses están muy por encima de los créditos al consumo, que se sitúan alrededor del 10%-12% TAE, y ni que decir tiene de las hipotecas, que se encuentran hasta por el 2%. Todo ello sin tener en cuenta una demora, lo que dispararía los intereses y podría terminar pagándose hasta dos veces lo pedido. Es el negocio de los créditos rápidos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad