Los préstamos on line entre particulares retan a los bancos

stop

El crowdlending, que permite préstamos entre particulares desde plataformas on line, despunta en España como alternativa a los créditos tradicionales

El 'crowdlending' es un método para los préstamos entre particulares. Foto: Archivo

Barcelona, 29 de octubre de 2017 (11:30 CET)

Las nuevas tecnologías no sólo afectan la forma en la que los bancos y los clientes se relacionan, sino también las maneras de conseguir financiación de las que disponen los usuarios, que en algunos casos van mucho más allá de la banca misma.

“El sector financiero está viviendo una gran revolución. Los ciudadanos son conscientes de las actuales posibilidades de la tecnología y quieren tener un mayor control sobre su dinero”, afirma Jorge Antón, consejero delegado de la plataforma de crowdlending MyTripleA.

El crowdlending es la forma alternativa de financiación de mayor demanda en los últimos años. Es una plataforma que permite los préstamos entre particulares: las personas que buscan capital publican sus proyectos on line y los inversores interesados pueden aportar el dinero.

Una de las particularidades de este modelo es que es una plataforma on line, por lo que no es necesario desplazarse a ninguna oficina ni pasar por latosos trámites ni papeleos.

Funcionamiento del crowdlending

Funcionan como intermediarios, por lo que realizarán un análisis del perfil y asignarán un nivel de riesgo en base a la solvencia económica, el historial crediticio, el importe solicitado y la finalidad que se le quiera dar al dinero.

En función del nivel asignado, se establecerán intereses determinados y publicarán la petición en la plataforma. Una vez publicado el proyecto, los usuarios tendrán aproximadamente dos semanas para que los inversores aporten el importe solicitado y si lo consiguen, podrán disfrutar del capital en cuestión de días.

Es importante tener en cuenta que en todas las plataformas de financiación entre particulares se debe abonar una comisión de apertura, que suele rondar entre el dos y el 6%, y este será el beneficio que reciban los intermediarios.

Ventajas del crowdlending frente a la banca

La mayor ventaja es que no es necesario ser clientes ni disponer de cierta antigüedad en la plataforma para conseguir el capital. Además, se puede realizar todo el proceso desde cualquier dispositivo con conexión a Internet.

Los intereses a pagar suelen ser ajustados (en función del nivel de riesgo) y, lo más importante, no se genera ningún tipo de dependencia financiera, ya que hay varias fuentes a las que recurrir.

Antes de recurrir a estas nuevas plataformas virtuales de financiación es fundamental entender el funcionamiento y las características de las mismas, según indican desde HelpMyCash.

Hemeroteca

Finanzas personales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad